En medio de la segunda ola de coronavirus, crece la tensión en el Frente de Todos por las clases presenciales

Mientras el ministro de Educación, Nicolás Trotta, insiste en que "no se van a cerrar las escuelas" aparecen voces disonantes que reclaman virtualidad en medio del avance de los contagios.

12 de abril, 2021 | 16.46

Crece el debate y hay tensión en el Frente de Todos por las clases presenciales, en medio de la segunda ola de coronavirus. Mientras el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, insiste en que "no se van a cerrar las escuelas" aparecen voces disonantes dentro de la propia coalición de gobierno y de gremios docentes como CTERA. La diputada nacional Fernanda Vallejos y la legisladora porteña Lorena Pokoik, ambas del FdT, pidieron por la virtualidad.

Vacunas, informe especial: ¿cuánto tarda la inmunización?

Trotta dijo hoy que "si tiene que haber una disminución de presencialidad en las escuelas" por la segunda ola de coronavirus, "no implicará la suspensión absoluta" de esta modalidad. Asimismo, señaló que "si hay que restringir, que sean las demás actividades", y afirmó que "no se van a cerrar" las instituciones educativas. 

En declaraciones a la prensa, Trotta expresó que "primero, hay que dejar en claro que estamos frente a una presencialidad reducida" ya que "en ninguna jurisdicción argentina hay un regreso pleno" a las escuelas que solo admiten, como máximo, "la mitad de los chicos y las chicas en forma simultánea".

Para defender su postura, Trotta dio a conocer días atrás las cifras de la plataforma Cuidar Escuelas en reacción a los casos positivos en el sistema educativo de todo el país. La muestra analizada, que corresponde a 5.926 establecimientos activos, a los que asisten un total de 1.429.190 estudiantes matriculados y 214.850 docentes y no docentes, evidencia que la incidencia en el sistema educativo es baja: sobre el total de estudiantes matriculados 2021 representa un 0.12 % y un 0,79 % del cuerpo de directivos, docentes y auxiliares.

Por su parte, el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, aseguró esta mañana que el crecimiento de los contagios viene siendo "muy rápida" y remarcó que las medidas restrictivas a la circulación pueden no ser "suficientes". Asimismo, adelantó que "está contemplado reducir la presencialidad en las escuelas si hay mucha circulación viral". Sin embargo, Kreplak remarcó que "por ahora" no se vieron "brotes en las escuelas", ya que "los docentes y estudiantes se contagian de la misma forma que su comunidad".

Las cifras que exhibe Trotta no convencen a parte del Frente de Todos. Tal es el caso de la legisladora porteña Lorena Pokoik, quien advirtió en relación a la creciente suba de casos de los últimos días con cifras récord: "La tendencia en la suba de casos es grave. Aunque la presencialidad es irremplazable ya es momento de volver a la virtualidad. Estamos en un contexto excepcional que se vive pocas veces en 100 o más años. #CierrenLasEscuelas para volver a cuidar a toda la sociedad".

En esa línea, la diputada nacional del FdT Fernanda Vallejos también se sumó al pedido por "clases virtuales". En su cuenta de Twitter, afirmó: "Estas son algunas de las acciones en las que podemos avanzar, con el compromiso de la ciudadanía. Estoy segura de que el pueblo respaldará a nuestro gobierno para tomar las decisiones que hay que tomar, con la prioridad de cuidar la salud pública y salvar vidas".

También la pata sindical ya comienza a reclamar clases virtuales. CTERA, el principal gremio docente a nivel nacional, envió un comunicado en el que le solicita a Trotta "la suspensión temporal" en ciertas localidades. "La CTERA solicita al Ministerio de Educación de la Nación y Ministerios Provinciales Educativos la suspensión temporal de la presencialidad en aquellas localidades, departamentos o distritos donde el aumento de casos ha sido exponencial en los últimos 14 días", afirma el gremio liderado por Sonia Alesso. Allí mismo pide "cuidar la  salud de  Comunidad Educativa,  docentes, no docentes y  estudiantes".

Asimismo, Paula Galignana, secretaria de comunicación de UTE-CTERA, se refirió a la situación epidemiológica. En declaraciones a El Destape Radio, la dirigente sindical remarcó: "Si alguien se contagió en el transporte público o adentro de la escuela es lo mismo. Los chicos y los docentes no se teletransportan adentro de las burbujas. Hay docentes y auxiliares fallecidos por COVID".

En ese sentido, Galignana aseveró: "Arriba de 1.500 docentes han sido detectados como casos positivos de COVID. Relevamos las escuelas, le enviamos por escrito todo al Gobierno de CABA y no hay respuesta. El cierre de escuelas implica que se ayude económicamente a familias que van a tener que cuidar a sus hijos. Pedimos que se suspenda la presencialidad y que haya inversión educativa".

LA FERIA DE EL DESTAPE ►