Empresarios cordobeses aprietan con un spot a diputados por la reforma judicial

Pertenecen al C-20 Grupo Empresario PyME de Córdoba. El año pasado apoyaron la reelección de Mauricio Macri. “Ustedes tienen que hacer campaña en sus empresas”, los arengó el ex presidente. 

22 de agosto, 2020 | 17.27

En las últimas horas, el C-20 Grupo Empresario PyME de Córdoba, que nuclear a cámaras empresariales ligadas al macrismo y a sectores radicales de derecha lanzaron un duro spot de campaña contra la reforma judicial impulsada por el presidente Alberto Fernández donde advierte: “Digamos No a la Reforma Judicial. Diputados por Córdoba los estamos observando. El pueblo de Córdoba los está observando”.

Vicentin: de gran empresa a gran estafa

En el Congreso nacional hay tres senadores cordobeses –dos de Juntos por el Cambio y uno albertista-; y 18 diputados: 11 de la coalición derechista, cuatro schiarettistas del bloque Córdoba Federal y tres del Frente de Todos.

“Las PyMEs vemos con preocupación cómo esta reforma puede afectar la seguridad jurídica. Sin seguridad jurídica no va a haber instalación de empresas, necesitamos una reforma laboral e impositiva serias; por eso es tan importante que las PyMEs nos expresemos contra esta reforma judicial”, le dijo a El Destape, Fernado Faraco de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Córdoba, integrante del C-20, la asociación que nuclear a unos 20 mil empresarios.

Faraco dijo que “el 17 de agosto, cada uno marchó por su cuenta, porque aún tenemos democracia y aún somos una República; no se marchó como C-20; pero esta reforma judicial tiene un fin clarísimo y nosotros debemos resguardar la seguridad jurídica del país. Porque con seguridad jurídica las PyMEs y las grandes empresas creamos empleo para que los diputados y senadores cobren sus dietas y para mantener la gigantesca estructura estatal”.

Consultado sobre el significado del spot donde el C-20 dice “diputados por Córdoba los estamos observando”, Faraco respondió: “Corresponde que nos rindan cuenta a ver cómo votan. Ellos son empleados de nosotros, los ciudadanos, y deben rendir cuenta en una sociedad republicana y democrática”.

Desde el Frente de Todos, el diputado nacional Eduardo Fernández, quien es, además, presidente a nivel nacional de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas (APyME), sentenció: “Me resulta bastante antidemocrática la solicitud que me realizan de ausentarme a la Cámara de Diputados, ámbito natural donde nuestra democracia debate las leyes que la rigen y se expresan los mandatos populares a través de las y los representantes del pueblo. De ninguna manera voy a evadir el compromiso para el que fui elegido”. 

Fernández agregó: “No alcanzo a comprender las razones por las cuáles el proyecto de reforma judicial atentaría contra los intereses de las PyMEs pero estoy absolutamente dispuesto a debatirlo, siempre que sea en un ámbito de respeto. La democracia es una construcción de la que todas y todos somos responsables y el funcionamiento de sus tres poderes, tal cual lo estipula la Constitución Nacional, es la mejor garantía para su crecimiento y fortalecimiento”.

El diputado del Frente de Todos también apuntó contra el alineamiento ideológico de los empresarios del C-20: “Represento un ideario que tal vez no sea el de ustedes, pero es el que votaron miles de cordobeses y cordobesas. Jamás le pediría a un diputado opositor que se abstenga de brindar sus argumentos y deje de defender sus ideas y las de sus representados. Elevemos la vara. Nuestra sociedad merece mucho más”.

A principio de septiembre del año pasado, en plena campaña electoral, Mauricio Macri visitó Córdoba buscando su reelección tras la derrota en las PASO y se reunió casi una hora con directivos del C-20. Allí los arengó: “La fuerza la tienen ustedes, las PyMEs tienen que traccionar”, dijo el candidato derechista a la reelección, y agregó: “Ustedes tienen que hacer campaña en sus empresas”.

En Córdoba, donde el 27 de octubre de 2019 la derecha sacó 61% de los votos en el tramo de la boleta Macri – Picchetto; hay una fuerte oposición de los diputados: 11 son de Juntos por el Cambio.

“Más jueces no significa mejor justicia”, dijo Diego Mestre, quien está corrido a la derecha en comparación de su hermano Ramón Javier Mestre, presidente de la UCR cordobesa, quien está en un armado nacional de tinte socialdemócrata. El diputado Mestre marchó el lunes pasado y señaló: “No voy a apoyar esta reforma judicial impulsada por el Presidente, porque está destinada solo a favorecer a quienes están acorralados por causas de corrupción. No es la oportunidad, ni la forma”.

Por su parte, el líder del Frente Cívico, Luis Juez, le dijo a El Destape que “la reforma judicial es necesaria; pero hay que hacerla con inteligencia, hay que generar un debate que en el medio de esta pandemia es imposible de dar. Juez, quien lleva más de 30 años como penalista agregó: “Esta propuesta de reforma judicial es un bochorno, es inoportuna, disparatada, no tiene sentido cuando está por entrar en vigencia un nuevo mecanismo acusatorio nombrar más jueces que fiscales, no admite el menor de los análisis. Nosotros no vamos a dar quórum”.

En el bloque de los cuatro diputados del PJ cordobés que responden al gobernador Juan Schiaretti está definido que van a votar en  contra del proyecto oficialista. “Hoy tenemos una reunión a la tarde, no hay nada definido, no sabemos si finalmente va a entrar el proyecto de Alberto”, detalló una fuente muy cercana al mandatario cordobés.

“Hay temas que no son imprescindibles para ser tratados hoy y deben contar con el consenso necesario. Pero eso no implica paralizar el funcionamiento del Congreso, así no funciona el sistema democrático”, señalaron desde el bloque de Córdoba Federal. La postura que prima entre los diputados schiarettistas es dar quórum y votar en contra, pero no hay nada definido.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►