Yedlin, sobre los precios de los medicamentos: "Hay que revisarlos"

El senador preside la comisión de Salud y aseguró que el Frente de Todos trabaja en un proyecto para regular los aumentos de los remedios que, en 2021, superaron a la inflación general. Interna en el Frente de Todos y la necesidad de tener mayor discusión interna de cara al 2023. Su posible candidatura en Tucumán.

13 de junio, 2022 | 21.37

La última elección tuvo como protagonistas a médicos y referentes del sistema de salud que tuvieron un rol destacado durante la pandemia por las medidas, la gestión en la obtención de vacunas y leyes necesarias en el marco de la lucha contra el coronavirus. Uno de ellos fue Pablo Yedlin, quien ya era diputado y en 2021 se convirtió en senador nacional del Frente de Todos por Tucumán. La semana pasada asumió la presidencia en la comisión de Salud y desde allí tendrá el desafío de abordar una agenda de temas que se discutieron estos años como la integración del sistema de salud y la regulación de los precios de los medicamentos. “Hay que revisarlos”, aseguró.

En una entrevista con El Destape, Yedlin habló sobre los proyectos que se debatirán en la próxima sesión y las iniciativas que se vienen trabajando junto a la ministra de Salud, Carla Vizzotti. Además, se refirió a la interna en el Frente de Todos, el futuro de la coalición de cara al 2023 y el suyo ya que su nombre suena como posible candidato a gobernador de Tucumán. Sobre esto último, el oficialismo deberá resolver su propia interna porque resta saber qué pasará con el jefe de Gabinete y gobernador en uso de licencia, Juan Manzur, y su vice, Osvaldo Jaldo.

- En la primera reunión de la comisión ya dieron dictamen para tratar los proyectos de VIH y oncopediatría, que tienen media sanción de Diputados. ¿Cuándo se tratarán en el recinto?

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Tengo el compromiso de los bloques que en la próxima reunión de labor parlamentaria se va a definir cuándo se tratarán. El de HIV tuvo amplio consenso y el de oncopediatría fue por unanimidad. Es una posibilidad que sea el 30 de junio.

- Más allá de estos proyectos, ¿Cuál será la agenda que vas a impulsar desde la comisión tras la experiencia del momento más crítico de la pandemia?

Hay muchos temas como estos dos que si se revisan las medias sanciones de Diputados parece que son cercanos, pero son temas que se trataron durante todo el año anterior en las comisiones de Diputados cuando yo era presidente. Como estos, ahora van a venir otros que se están discutiendo como la Ley de Promoción de la enfermería y la ley de Residencia antimicrobiana, muy pedidos por el Ministerio de Salud y que queremos darle trámite rápido. La pandemia puso al sistema de salud en la agenda por lo que es más fácil poner los temas sanitarios en la discusión política. Hay un consenso en avanzar en grandes deudas que tiene Argentina con el sector sanitario. Tenemos un sistema sanitario muy fraccionado y esa división genera problemas importantes, sobre todo preocupan más los que generan inequidades. Tenés resultados sanitarios muy diversos y diferentes y no aceptables para un país como la Argentina en donde hay provincias que tienen diez veces más mortalidad materna, tres veces más mortalidad infantil que otras, diez veces más mortalidad por VIH que otras. Con las mismas patologías, en el mismo país, con la misma Constitución que dice que la salud es un derecho, vos tenés estas diferencias. Trabajar para que los resultados de salud sean de más calidad y de forma equitativa para todo el país es el desafío de integrar al sistema, lo que no quiere decir ni que desaparezcan los efectores privados, ni que las obras sociales desaparecen, ni que las prepagas desaparezcan, sino que tenemos que integrarlo en base a todo este este mapa. Cuando uno dice integrar quiere decir cómo hacemos para que ese sistema funcione bien en la Puna Jujeña, en San Miguel de Tucumán y en la ciudad de Buenos Aires. Por otro lado, tenemos que fortalecer nuestra nuestra ANMAT y estamos pensando en armar un Instituto Nacional de Calidad Médica que incorpore a la Agencia de Evaluación de Tecnología Médica. Son distintos proyectos de ley que se trabajarán en distintos momentos. Yo no creo en una gran ley porque después no sale nada. Acá necesitamos una gran mesa de consenso nacional trabajando tanto con las obras sociales y ministerio provinciales para que esto tenga efecto en todo el país. Ya estamos trabajando con Vizzotti en un paquete de leyes que apuntarán a la integración del sistema.

- ¿Habrá algún proyecto que aborde la suba de precios de medicamentos y los vuelva más accesibles?

Es fundamental trabajar sobre el del acceso a los medicamentos ya que es muy variado en Argentina. Tenés gratuitos, a través del Remediar, y tenés descuentos en medicamentos a través de la seguridad social con un sistema de precios de medicamentos que está liberado. Está regulado el precio de la electricidad, pero no el de los medicamentos por lo que cada empresa pone el precio que quiere. Cuando ves la inflación entre medicamentos y la inflación general, los precios de los medicamentos tienen una inflación mayor que la inflación general. Eso hay que revisarlo. En muchos países del mundo no es así. Por ejemplo, Brasil tiene un organismo interministerial que regula todos los años la evolución de los precios de los medicamentos. Primero tenemos que definir qué medicamentos van a ser cubiertos por el sistema solidario y cuáles no. Y también hay que definir el precio del medicamento. 

- Tras la media sanción en Diputados, ¿qué posición tendrá el oficialismo en el Senado sobre el proyecto de Boleta Única? 

Creo que Juntos por el Cambio no tiene los números en el Senado para impulsarlo. Yo voy a votar en contra, es una mala resolución a un problema que hoy Argentina no tiene. Cuando Camaño muestra esa boleta de 70 metros en Diputados no sé a qué boleta se refiere. Estamos hablando de elecciones nacionales porque acá no se está legislando sobre las elecciones provinciales ni municipales. La ley es para elecciones nacionales, la elección nacional se elige presidente, vicepresidente, diputados y senadores. La diferencia pasa entre tener una boleta cuádruple, donde tengas un partido que te planteen candidatos a presidente, diputado y senador en la peor circunstancia; y en la mejor solamente diputado y presidente por cada fuerza política. La verdad es que cambiar ese sistema que hoy existe, que no es fraudulento, que ha demostrado en la Argentina que ha habido cambios de gobiernos y la oposición ha sido gobierno y nosotros hemos sido oposición u ha habido alternancia política en todos lados. Nunca nadie ha podido demostrar un fraude importante en la democracia moderna argentina. Si vos vas a ver los detalles de cómo Córdoba viene implementando su boleta única en papel, en más de 10 años todavía la población no ha aprendido a usar bien el sistema. No sé cuál era la urgencia, no hay una verdad psicológica detrás de esto, no es verdad que va a ser más barato, no es verdad que se va a ahorrar en fiscales. Mezclar con municipales y provinciales no tiene ningún sentido porque esta ley habla de elecciones nacionales.

- ¿El logro de la oposición de dar media sanción a la Boleta Única deja al descubierto una debilidad en el oficialismo? ¿Puede ser el inicio de otra andanada de proyectos que compliequen al Gobierno?

Detrás del proyecto veo una intencionalidad política, hay una fortaleza de la oposición que es lo mismo que hay una debilidad del oficialismo. Una cosa es discutir la boleta y me parece que esa no es la intencionalidad. Yo creo que la intencionalidad es esa que vos decís: establecer una fortaleza o debilidad del oficialismo. Tenemos que recuperar centralidad política, agenda, ese es el gran desafío que tenemos. El bloque de Camaño no nos votan las leyes y dirigentes de ese espacio forman parte de nuestro gabinete de funcionarios. No entiendo cómo no se trabaja en construcciones de alianzas intentando que esos bloques minoritarios, que muchas veces nos han acompañado en las votaciones, sean incorporados a nuestros proyectos y así fortalecer a una minoría que no logra la mayoría suficiente. Me parece que hay un trabajo por hacer.

- Falla la política.

Claro. Y a veces no se hace porque la pelea en nuestro propio frente nos distrae de la necesidad de salir a buscar a los otros. Si estamos discutiendo entre nosotros es muy difícil convencer a alguien que se sume porque a qué se suma. Me parece que ese es el gran trabajo que hay que hacer, que no se está haciendo. Creo que en el Senado lo vamos a construir, por eso la boleta única no va a salir.

- Y en ese contexto, ¿cómo viste lo que ocurrió con Kulfas, luego del off gate que se filtró tras el discurso de Cristina Kirchner el día que se reencontraron con Alberto Fernández?

Lo dividiría en dos partes. Por un lado, la situación del reencuentro del presidente con la vicepresidenta en un acto que nos une desde el punto de vista ideológico programático en lo que pensamos del país, en lo que pensamos de YPF y en las enormes oportunidades que nos dan energía para el futuro. Me pareció inicialmente muy bueno. Aún el tema de la lapicera y todo lo de lo que dijo Cristina. Después, lo de Kulfas me pareció terrible. Me pareció vergonzoso una denuncia de esa magnitud. Si uno tiene una denuncia que hacer tiene la obligación de ir y presentarse en la Justicia y hacerla porque forma parte de lo que tenemos que hacer como funcionarios y no hacer declaraciones que solamente hacen ruido en lo político y no tienen ninguna utilidad.

- ¿Con su salida se solucionan los problemas del frente de todos?

Nunca una persona adentro o afuera soluciona problemas de esta magnitud. Creo que tenemos que trabajar más en conjunto. Me pareció muy bien el discurso del Presidente en Estados Unidos porque va en la línea de la unificación del Frente. Yo trabajo en el Senado en donde las distintas partes del frente son muy evidentes y hay voluntad de todos de trabajar con un frente unificado e intentar que Argentina siga en el próximo período político con un gobierno que sea nacional popular y que se preocupe por el trabajo, la integración y y no por la timba financiera. Hay una voluntad de eso y frente al terror de volver hacia un gobierno neoliberal, que vuelva a abrir la cuenta de capital de forma irrestricta, que nos genere más endeudamiento y que vuelva a poner delante la producción a la timba; hay muchos que estamos trabajando para unificar los discursos, los trabajos, las resoluciones y trabajar en forma conjunta.

- Ya quedó claro que con la unidad solamente no alcanza, ¿qué tiene que trabajar el Frente de Todos para ganar en 2023?

Lo que necesitamos en todos los niveles es mucha discusión política interna. En el Senado la damos, me parece que esa es la discusión que necesitamos en Diputados, entre los gobernadores, lo que tiene que discutir el presidente con la vicepresidenta. Tenemos que generar más discusión política integrada en donde escuchemos las otras voces. Tenemos que ponernos todos entre los que entendemos que aún con las pequeñas diferencias de nuestros pensamientos Argentina tiene una enorme posibilidad de desarrollo en la energía, en la exportación, en la mejora de sus economías regionales, en su salida al Pacífico, en todos los temas de minería, entre otros. Hoy la obra pública es una realidad en Argentina, hoy se están haciendo viviendas de vuelta. Se están haciendo obras de agua y cloaca. Hay que intentar que eso se muestre a nuestro electorado y a la población general, pero tenemos un bombardeo permanente que no ayuda para nada.

- ¿Hace falta relato?

Falta mostrar por qué somos una opción superadora para Argentina a pesar de la deuda que nos dejo Macri, a pesar de la pandemia, a pesar de las diferencias ideológicas entre nosotros. Porque nosotros no vamos a dejar que el salario se vaya 20% debajo del valor real, porque entendemos que las paritarias tienen que seguir a la inflación, pero también sabemos que tenemos que parar la inflación. Ahora, con todos sus problemas el Frente de Todos es mucho mejor opción de gobierno para los argentinos que la otra.

- ¿Estás a favor de institucionalizar una mesa de discusión entre los distintos sectores que componen Frente de Todos?

Me parece bien eso y que los partidos justicialistas del interior abran lugares de discusión y que cada uno en su lugar, cada militante en su lugar y en su en su tarea no que se pelee con el otro sino que den estás discusiones buscando un resumen, una síntesis de nuestras distintas posiciones y esto obviamente requiere esfuerzo de todas las partes

- ¿Lo ideal sería que vaya Alberto por la reelección?

Hoy es lo menos importante. Por supuesto que alberto es el presidente y tiene la posibilidad de reelegirse. Podrá definirse por consenso o por las PASO siempre y cuando nos potencie y no nos divida. A pesar de que queda poco tiempo, muchas cosas van a tener que pasar para esa posición. De nada sirve tener un candidato que no sea competitivo para ganar. Acá el gran desafío es que nuestra mirada de política pública se sostenga en el 23 no quién sea el candidato. 

- ¿Vas a ser candidato a gobernador de Tucumán el año que viene?

Bueno, yo todavía tengo seis años de senador, pero obviamente que tengo una mirada muy especial en Tucumán y si puedo colaborar allí, voy a estar donde haga falta y en el lugar que haga falta para que Tucumán también se sostenga con un gobierno provincial y popular que siga apostando por la la construcción de empleo, de salud y educación pública. Ahí voy a estar.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►