Un turista fue a comer al local que Burger King tiene en la ciudad alemana de Nuremberg y en una de sus paredes algo llamó su atención. Sobre una de las puertas laterales, se encuentra esculpida el conocido símbolo del águila nazi.

La historia detrás de este polémico edificio es que su construcción data del año 1936 y estuvo a cargo del arquitecto Albert Speer, uno de los trabajadores más cercanos a Adolf Hitler.

burger nazi 3.jpg

El edificio funcionó como una estación de energía durante el Tercer Reich. En los últimos años, la cadena de comidas rápidas lo transformó en uno de sus locales pero todavía no modificó el símbolo.

Las fotos causaron el repudio en las redes sociales. Habrá que ver si luego de esta viralización Burger King se apura a cambiar su decoración.

En esta nota