En medio de la polémica por el caso de los cuadernos del chofer Oscar Centeno, que involucra a figuras del anterior gobierno, la Asamblea Nacional de Ecuador decidió retirar el monumento del ex presidente Néstor Kirchner, que se encuentra frente a la sede de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en ese país, con el objetivo de "no hacer apología del delito".

La iniciativa recibió 72 votos a favor, 30 en contra y 9 abstenciones, y fue presentada en el Parlamento ecuatoriano por el legislador Byron Suquilanda del partido CREO, por considerar que tener la imagen de Kichner es "apología al delito considerando que su Gobierno y el de su esposa (Cristina Kirchner) están envueltos en actos de corrupción".

Néstor-Kirchner-700x623.jpg

"Es conocida por todos ustedes la secuela de actos de corrupción en el Gobierno de Argentina", sostuvo Suquilanda, al presentar la orden del día, y remarcó que Ecuador "no" puede "permitir que se rinda homenaje a un personaje tan cuestionado como Néstor Kirchner", quien fue el primer secretario general de la Unasur.

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, será quien deba decidir cuándo se sacará la estatua del fallecido ex mandatario. Moreno, de hecho, llegó a la presidencia de la mano de su antecesor, Rafael Correa, quien tenía buena relación con el matrimonio Kirchner.

Además, luego de un anuncio del presidente ecuatoriano hace algunas semanas, se solicitará la devolución del edificio donde funciona la sede de la Unasur para destinarlo a una universidad indígena.

LEÉ MÁS: MACRI HABLÓ DEL DEBATE POR EL ABORTO LEGAL: "NO IMPORTA EL RESULTADO"