Hoy se conoció que el Tribunal Oral Federal 9 salió sorteado para llevar adelante el juicio oral y público en la causa que investiga el presunto encubrimiento en el atentado a la AMIA, caso que involucra a Cristina Kirchner. La designación generó polémica por la composición del tribunal, así como porque no se hizo lugar a los pedidos de la defensa.

Por una parte, la justicia negó el pedido de los representantes legales de la actual senadora, quienes habían solicitado que el sorteo de jueces fuera realizado de manera manual o que se permitiera la participación de un perito informático de parte. La Cámara Federal de Casación Penal se negó a cumplir los pedidos y eligió al TOF 9, integrado por jueces cercanos al gobierno de Mauricio Macri.

"Por resultar improcedente y porque habría que obstaculizar los restantes sorteos pendientes de las causas ingresadas a tal fin al tribunal, no ha lugar y cúmplase con la totalidad de los sorteos en el orden que corresponde", afirma la resolución judicial publicada por el portal Política Argentina.

Son varias las irregularidades alrededor del Tribunal designado. Por un lado, el pasado 6 de febrero, un dudoso sorteo por el expediente en la causa de lavado de dinero contra el empresario Lázaro Báez y otras 24 personas cayó sobre este Tribunal, compuesto por jueces del fuero ordinario que fueron convertidos en federales por la controvertida ley 27.307, sancionado por el gobierno de Mauricio Macri a fines de 2016.

Asimismo, los integrantes del TOF9 presentan un historial negativo. El mismo está compusto por los jueces Alejandro Nocetti Achával, Silvia Mora y Alejandro Becerra. El caso de Nocetti es de los más polémicos, puesto que el magistrado consideró como no imprescriptibles crímenes de lesa humanidad cometidos en Mendoza.

Por su parte, Silvia Mora es la esposa del camarista civil Ricardo Recondo, ex presidente de la Asociación de Magistrados, con fuerte ascendencia en el Consejo de la Magistratura y cercano a Cabral. Becerra, el tercer integrantes, fue nombrado en 1993 propuesto por el ex presidente Carlos Menem. Su pliego fue aprobado por el senado de ese momento.

El actual TOF9 es el antiguo TOC10. Su transformación fue posible gracias al voto de diferentes integrantes del Consejo de la Magistratura, cercanos al gobierno de Macri: Juan Mahiques, el diputado de Cambiemos Pablo Tonelli, los radicales Ángel Rozas y Mario Negri y los jueces Luis Cabrail y Leónidas Moldes.