En la antesala al informe de pobreza que el INDEC publicará a fin de este mes, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires dio cifras alarmantes: la canasta básica aumentó un 4,1% en febrero. En términos interanuales, el indicador se disparó más del 50%.

Una familia tipo porteña necesitó en febrero pasado $ 26.858,38 para adquirir la Canasta Básica Total y superar de ese modo la línea de pobreza. Esto representó un incremento de 53,1% respecto de doce meses atrás.

LEER MÁS: Volvió a subir el dólar y cerró al borde de los $ 42

Así lo indicaron las estadísticas oficiales de la Ciudad de Buenos Aires difundidas, que no incluyeron el gasto en alquiler de vivienda que requiere el grupo familiar.

En ese mismo hipotético hogar, compuesto por una pareja de 35 años cada uno, propietarios de vivienda y con dos hijos varones de 6 y 9 años, hubo que abonar $ 13.319,26 por la Canasta Básica Alimentaria, y situarse así por encima de la línea de indigencia.

En esta nota