Tras la publicación de las estadísticas del Indec que marcan que una familia necesita 30 mil pesos para no ser pobre, el cura villero Francisco “Paco” Olveira aseguró que “la gente tiene que estar eligiendo entre pagar la luz y comprar fideos, la situación es de supervivencia”. Además agregó: “Hoy cargar la SUBE, la garrafa, es todo un tema. Es una situación de supervivencia extrema”, agregó.

En diálogo con el programa “Habrá Consecuencias” en El Destape Radio, el sacerdote aseguró que “antes no era el paraíso, pero había trabajo, changas, los precios no se habían disparado y no la debacle en la cual estamos”.

Embed

El sacerdote describió: "Es una situación peor a la del 2001, todavía hay algunos derechos dados por el gobierno anterior pero cada vez sirven menos. Son herramientas que ayudan a palear.Recuerdo que la crisis del 2001 se dio cuando recién afectó a la clase media, la gente mas humilde esta mas acostumbrada" reflexionó.

Asimismo, Olveira remarcó que “aumentó a mortalidad infantil y la diferencia entre los más ricos y los más pobres. Está claro que es un programa, además de que hacen mal las cosas. Pero es un programa, una concepción económica” y que “es muy complicado no tener para darles de comer a los hijos. En 3 años, el deterioro de la calidad de vida en nuestros barrios fue impresionante”.

En ese sentido, aseveró que “le diría a Macri que es un cínico, que tiene odio de clase, y que lo mejor que podría pasar para nuestro país es que pase a ser una pesadilla de la cual nos va a costar mucho salir adelante”.

Embed