En la víspera del informe de Pobreza de mañana, el INDEC informó que la canasta básica se disparó un 4,3% en febrero y llegó a casi $ 28.000. En términos interanuales, la suba fue mayor al 57%.

De acuerdo al organismo oficial, la canasta básica total (CBT), que se utiliza para determinar el límite de pobreza, tuvo un aumento por encima de la inflación promedio en febrero, de 3,8%. Así, un hogar promedio necesitó $ 27.570,43 para no ser pobre.

LEER MÁS: El dólar pegó un fuerte salto y llegó al récord histórico de $ 45

El número representó $ 9.700 más que hace un año y apenas $7.000 menos que el salario promedio de la economía.

En tanto, la canasta básica alimentaria (CBA), que define el umbral de indigencia de la población, subió un 5,1% en febrero y 59,1% en doce meses. La cifra trepó a $11.117,11.

En esta nota