Un grupo de vecinos de la localidad santafesina de Malabrigo presentó síntomas de intoxicación luego de comer carne que saquearon de un camión frigorífico que volcó en la ruta 11 a la altura del kilómetro 735. Un informe al que había tenido acceso El Destapemostró que el estado de la ruta era peligroso por sus baches, banquinas y falta de mantenimiento y que el Gobierno obvió esto para favorecer al primo del Presidente, Ángelo Calcaterra.

El vuelco fue el martes 19 de diciembre, pero ahora trascendió que las personas que consumieron la carne presentan un cuadro de afección gastrointestinal. En un video se observa cómo los vecinos se llevaron la carne en autos, carretas y bicicletas pese a que había pasado varias horas a la intemperie.

Embed

“Debido a la alta demanda por consultas con afecciones gastrointestinales en pacientes que manifestaron haber consumido carne vacuna del camión volcado en las cercanías a la ciudad en esta semana, se recomienda que aquellas personas que tienen este producto tomen las precauciones necesarias y ante la presencia de cualquier síntoma concurran al hospital”, comunicó el Hospital de Malabrigo.

ruta 11.mp4

El camión frigoríco volcó luego de que el Sindicato del Personal de Vialidad Nacional alertara que, tras la finalización de la concesión de Cincovial, la ruta 11 presenta graves problemas que pueden llevar a un aumento inminente de los accidentes de tránsito.

A la altura del kiómetro 865, en la provincia de Chaco, cedió un Puente sobre el arroyo Los Amores por la falta de mantenimiento.

La Ruta Nacional Nº 11 se desarrolla desde Rosario hasta el Límite con la Provincia del Chaco, teniendo en toda su extensión 621 kilómetros de longitud. Hasta el 31 de julio se encontraba bajo el Régimen de Concesión de Obra Pública con Peaje, contratada con la firma CINCOVIAL S.A., empresa de Calcaterra, que dejó de tener a su cargo el mantenimiento, situación que llevó al despido de 130 trabajadores de los peajes.

Tras la finalización del contrato, la responsabilidad de la ejecución de esas tareas de mantenimiento quedó en la Dirección Nacional de Vialidad del distrito de Santa Fe. Además de la falta de obra, la finalización de la concesión llevó a que no haya más servicio de ambulancia que antes estaban en los peajes, ni tampoco de Bomberos que ya no reciben el canon de los peajes.