El humorista Enrique Pinti aseguró que si fuera un jubilado común "estaría muerto". Además manifestó que la temporada en Mar del Plata no es buena al menos para su espectáculo.

"Soy diabético. Tengo que usar una insulina que me cuesta 30.000 pesos. Gracias al público que paga la entrada, la puedo comprar. Si fuese un jubilado común y corriente, ya estaría muerto", afirmó Pinti.

Embed

En una entrevista en el programa Involucrados, Pinti manifestó que no es una buena temporada en Mar del Plata. "Vienen a verme 40, 50 o 60 personas al teatro. Si vienen más de cien salgo desnudo a hacer la obra”, afirmó Pinti.

LEER MÁS: Pinti destrozó a Macri: "Cuando le entiendo no estoy de acuerdo"

En esta nota