El jefe del Bloque Justicialista del Senado, Miguel Ángel Pichetto, afirmó esta noche que el dictamen del proyecto que plantea la legalización del aborto saldrá mañana del plenario de comisiones "con cambios", es decir, que si el próximo 8 de agosto se aprueba en el recinto del Senado, deberá volver a la Cámara de Diputados.

En declaraciones a la prensa tras reunirse con representantes de distintas bancadas y de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Pichetto dijo que los cambios no serán "sustanciales", aunque se bajará el número de semanas permitidas para interrumpir un embarazo de 14 a 12.

Además, entre las modificaciones que se le incluirán al texto votado en Diputados está la eliminación de las penas para médicos y la habilitación de la cláusula de conciencia institucional, como impulsan los senadores por Córdoba.

"Hay una comprensión (de los legisladores a favor y de la Campaña) de que hay que hacer un esfuerzo. Acá lo peor es que la ley se pierda", subrayó el rionegrino, que estuvo reunido con senadores de diferentes bloques y con la diputada nacional Victoria Donda y la dirigente del Frente Renovador Malena Galmarini, en representación de la organización que milita a favor de la ley.

"Hemos coincidido en hacer modificaciones no fundamentales, hacer el esfuerzo para votar el 8 (de agosto) esta ley, que va a tener que volver a Diputados", expresó Pichetto.