El jefe de Gabinete, Marcos Peña, negó "haber trabajado la campaña presidencial" de Mauricio Macri con la empresa británica Cambridge Analytica y, al cruzarse por ese tema con el diputado del Frente para la Victoria Leopldo Moreau, aseguró que se trata de una "conspiración fantasiosa" y un "intento canallesco" de "instalar la palabra fraude" en la política doméstica.

"Su conspiración fantasiosa carece de todo fundamento de la verdad y es un canallesco intento de instalar la palabra fraude en la República Argentina. Lo repudiamos y los instamos a seguir discutiendo en democracia en las urnas, mejorando nuestro sistema electoral pero no cayendo en ese recurso tan bajo sin ninguno tipo de fundamento", insistió el funcionario macrista, quien salió con los tapones de punta contra Moreau durante su intervención en la Cámara baja, donde asistió para presentar su informe de gestión.

Fue luego de que el diputado kirchnerista de extracción radical recordara la reciente confesión registrada por una cámara oculta del ex CEO de Cambridge Analytica Alexander Nix, en la que remarcó que la compañía "trabajó en Argentina" para las elecciones 2015 en una campaña a través de las redes sociales contra el Frente para la Victoria.

Para Moreau, los hechos revisten una "enorme gravedad" y tiene la característica de "una campaña clandestina", por lo que pidió que el Gobierno impulse una "comisión investigadora" en el Congreso.

"Negamos haber trabajado la campaña presidencial con Cambridge Analytics. Negamos cualquier apropiación de base de datos. Negamos que nosotros hagamos campañas de difamación, fuimos víctimas de varias. Negamos usar recursos públicos para trolls. Negamos vínculos del presidente con Cambridge Analytics", contestó el funcionario.