Apenas unos días después que el mundo se hiciera eco del rechazo en forma personal que el mandatario francés, Emmanuel Macron, le propinó a su par argentino, Mauricio Macri, al negarse a recibir carne para cuidar la producción local, se difundió que el gobierno le comprará al país europeo chatarra militar en desuso.

Según publica el portal francés especializado en material militar Air & Cosmos, en la reunión del pasado viernes, el mandatario argentino formalizó la compra de cinco cazadores Super Etendard Modernized (SEM), que fueron retirados de las fuerzas francesas hace dos años por considerarse ya obsoletos.

"La transferencia de los últimos cinco aviones navales, retirados del servicio en 2016, se espera desde hace varios años. Emmanuel Macron anunció la firma de un contrato durante una visita a París del presidente argentino Macri: "En materia comercial también, celebramos el acuerdo firmado por nuestros dos ministros de defensa para la venta de cinco Super Etendards modernizados y su equipamiento a las Fuerzas Armadas Argentinas", detalla el artículo, publicado este lunes.

En total, la operación se cerró por 12,5 millones de euros por los aviones, que fueron construidos entre el 1978 y el 1982.

Pero eso no es todo: otra de las grandes transacciones que esperaba concretar Francia a la Argentina era la compra de 4 buques de patrullaje oceánico, por un costo que superaba los 300 millones de euros (4800 millones de pesos).

Finalmente, la operación quedó congelada en medio del escándalo por las irregularidades en torno a la compra de material militar a los Estados Unidos, revelada por este medio en abril del año pasado.

En esta nota