La Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) colocará restricciones al acceso a la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM), en un nuevo recorte a la seguridad social de los abuelos y abuelas.

La ANSES entregaba la PUAM a todas aquellas personas que no cobraban una jubilación debido a diversos como no cumplir con los años de aporte o no haber trabajado. No obstante, el macrismo busca ajustarlos con el reclamo de ciertas condiciones.

De acuerdo con la Resolución 17 publicada el pasado viernes en el Boletín Oficial, la ANSES pedirá un informe económico a la AFIP de todos aquellos solicitantes de la pensión para determinar si le otorgan o no la misma.

Para el informe se tomarán en cuenta los ingresos, consumos con tarjetas de crédito y débito y su patrimonio total en inmuebles, vehículos y cuentas bancarias.

Si bien, los beneficiarios ya tienen un derecho adquirido y no deberán presentar el informe, la nueva normativa afectará a todos los que intenten acceder al beneficio desde ahora.

En esta nota