La actriz Verónica Llinás aseguró que recibió ofertas para meterse en política y que esa idea ronda por su cabeza, no obstante afirmó que no cree "ser buena en eso".

"Me vienen diciendo hace bastante que me involucre en la política. Lo pensé, porque me lo han dicho. Se me presentó la idea en la cabeza pero no creo ser buena en eso, a mí me encanta lo que hago y percibo el mundo de la política como un mundo oscuro porque es un mecanismo que no comprendo", apuntó en una entrevista radial con el programa Modo Sábado, de Radio Nacional.

Y completó: "Soy una persona demasiado visceral y creo que justamente la política consiste en no ser visceral, aunque no todos lo logran. Me refiero a esa política de tejes y manejes".

La actriz, que fue una de las voces cantantes en favor de la legalización del aborto dentro del mundo del espectáculo, también se atrevió a criticar el desempeño de los senadores frente a un proyecto tan trascendental.

"Se puso la poca responsabilidad de muchos senadores, el poco nivel intelectual. Más allá de sus creencias, ellos tienen la obligación de tener un pensamiento más amplio acerca de lo que le acontece a las mayorías", disparó.

En cuanto al rechazo de la ley consideró: "Esto es un movimiento que no va a parar. Sabíamos que era dificilísimo, que había nulas posibilidades de que se aprobara en el Senado. Pero para mí no fue un saldo negativo el miércoles, todo lo contrario. Para mí ver la cantidad de gente que salió a las calles, fue la confirmación de que esto se va a dar. No es tan importante cuándo, pero esto es algo que ya echó a rodar. Es parte de la evolución de la historia como lo fue el matrimonio civil, el divorcio, el matrimonio igualitario y un montón de logros y desarrollos que fueron sufriendo la sociedad hacia su mejor forma, que pueden tardar más".

En esta nota