E jefe de Gabinete nacional, Marcos Peña, salió en defensa del futuro titular de la AFIP, Leandro Cuccioli, que tiene todo su patrimonio en el exterior y se ha demostrado que invirtió en sociedad off shore. También, respaldó a los funcionarios Nicolás Caputo y Jorge Triaca.

En una entrevista con Luís Novaresio, por radio La Red, el funcionario afirmó que “no hay ningún contrasentido” de que el encargado de controlar el pago de impuestos tenga todo su dinero en el exterior, y remarcó que “es algo que tiene que ver con su actividad previa a asumir como funcionario”. Es una persona capacitada que tiene mucho para aportar a la AFIP y es la persona más idónea”, aseguró.

LEE MÁS "Rial cruzó a Marcos Peña por defender al jefe de la AFIP"

Asimismo, negó que exista un contrasentido ético y arremetió: “No es uno de los requisitos para los funcionarios que traigan su dinero del exterior, sino que cuando se los convoca para que se sumen a la función pública, se les pide que tengan integridad y honestidad”. Sin embargo, mantener el patrimonio en el exterior es un síntoma de la falta de confianza en la economía de un país, ya que se suele hacer para mantener a resguardo el capital de posibles vaivenes e inestabilidades.

Paradójicamente, el Gobierno viene reclamando a los empresarios nacionales y extranjeros que inviertan en el país producto de la "confianza" que les debería despertar el gobierno de Macri, cuyos funcionarios tienen gran parte de su patrimonio a resguardo de las medidas que ellos mismos toman.

Embed

“No está previsto pedirle a Cuccioli ni a ningún funcionario que traiga sus ahorros del exterior”, sentenció.

En este sentido, Peña le restó importancia a los casos Triaca, Caputo y Gilligan y desestimó que pueda afectar la imagen del gobierno al subrayar que “no son casos de corrupción ni hay nada raro en ningún caso”.

“Plantearlo como casos equivalente a los casos de corrupción que conocemos, no corresponde porque es algo que tiene que ver con algo previo a sus funciones pública”, consideró.