A pocas horas de iniciar la cumbre del G20, la canciller alemana, Ángela Merkel, tuvo que interrumpir su vuelo a Argentina por una falla técnica del avión en el que viajaba y volvió a Alemania.

La información la confirmaron medios locales. La mandataria tenía planeado encuentros bilaterales con otros líderes, entre ellos los presidentes argentino, Mauricio Macri, ruso, Vladimir Putin, y estadounidense, Donald Trump.

El comandante de la aeronave canceló el viaje de 15 horas a raíz de un desperfecto que ocasionó una falla en "algunos sistemas electrónicos". El piloto tomó la decisión por motivos de seguridad.

En esta nota