Las empresas de peajes Ausol y Grupo Concesionario Oeste (GCO), que tienen las concesiones de los accesos Norte y Oeste respectivamente, anunciaron que van a iniciar acciones ante la negativa del Gobierno de autorizar un nuevo aumento de las tarifas. El caso muestra como la política económica de Mauricio Macri se construye a los tumbos, ya que se trata de dos empresas a las cuales el propio Presidente, que fue incluso socio de ellas, les había garantizado varios privilegios abusivos y que ahora quedaron incluidas en las medidas de supuesto alivio que el Gobierno intenta imponer. En concreto, Macri prometió que no “habrá aumentos en los peajes que dependen del Gobierno Nacional”. Sus ex socios y amigos no están de acuerdo.

Embed

Tal como reveló El Destapeen julio del año pasado, Macri renovó las concesiones de los accesos Norte y Oeste hasta el 2030 con tarifas dolarizadas, cláusulas leoninas, la puerta abierta para nuevos juicios contra el Estado y 746 millones de dólares de ganancia garantizada. La clave para alcanzar ese monto es la dolarización de la Tasa Interna de Retorno (TIR), que es la tasa de interés o rentabilidad de una inversión. El Gobierno, en su momento, buscó instalar que la renovación de las concesiones tenía una mejora en las condiciones para el Estado, ya que el nuevo acuerdo redujo la TIR del 13,06% del contrato original de la década del 90 a un 8%. Pero la clave es que el contrato original era durante el 1 a 1, mientras que la dolarización de las ganancias de una empresa en el contexto actual implica otras cuestiones. Por empezar, como la empresa cobra en pesos, redundará en aumentos de tarifas al ritmo de la devaluación. Es lo que ahora entró en conflicto.

Embed

Ausol y GCO son controladas por la multinacional Abertis. El pasado 26 de abril enviaron notas gemelas a la Comisión Nacional de Valores (CNV) donde informaron que pidieron un aumento de tarifas y que la Dirección Nacional de Vialidad se los negó. Textual, dice que desde Vialidad les notificaron que “con motivo de las medidas económicas anunciadas por el Gobierno Nacional en materia de tarifas de servicios, la Sociedad no podrá aplicar los referidos cuadros tarifarios mientras continúen en vigencia dichas medidas económicas”.

Embed

Ante ello, la Sociedad analizará los cursos de acción necesarios con el objeto de poner a resguardo sus derechos”, dicen las notas que presentaron Ausol y GCO. Como informó El Destape, entre las cláusulas leoninas de los nuevos contratos de concesión que Macri les otorgó a sus ex socios figuran varias que habilitan tanto nuevos juicios como retomar pleitos anteriores. Una de las condiciones de la negociación fue que Abertis retirara su reclamo contra la Argentina en el CIADI, donde exigían 1.793 millones de dólares. Efectivamente Abertis retiró el reclamo, pero si el Estado no cumple el nuevo contrato hay un nuevo riesgo de juicio en ese ente multinacional.

LEER MÁS: Peajes: cláusulas leoninas y U$S746 millones para los ex socios de Macri