La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, desmintió las cifras de la Correpi, que asegura que hubo 725 muertes en manos del Estado desde que asumió el gobierno de Mauricio Macri. El 44% de ellos fueron por gatillo fácil.

"El policía nos va a cuidar mejor si lo saludamos", afirmó la funcionaria, quien volvió a justificar que el Presidente haya recibido en la Casa Rosada al policía Luis Chocobar, quien mató por la espalda a un delincuente que huía en La Boca.

Embed

"¿Qué es un gatillo fácil? Un policía que sale, que se baja de un auto, que no le gusta la cara de un chico y que le mete un tiro. Eso es un gatillo fácil", sostuvo Bullrich.

La ministra fue arrinconada por el periodista Gustavo Grabia quien le achacó que siempre le dice que las cifras de la Correpi son falsas y que le va a entregar las verdaderas, pero nunca las recibe. "Ni a mí ni a la producción no llegan", acusó el panelista de América.

"Como sociedad tenemos que volver a humanizar al policía. Va a cuidar mejor a la gente, si se lo reconoce, si lo saludan", sostuvo Bullrich, quien manifestó que "hay menos muertos civiles que en 2014".

LEER MÁS: El ministro de Educación agravió a los gremios docentes