El ex secretario general de la Presidencia Oscar Parrilli presentó un escrito negando las acusaciones en su contra y se rehusó a contestar preguntas al desconocer la competencia del juez federal Claudio Bonadio en la causa por los cuadernos de las supuestas coimas, la que calificó como "un invento".

"Creo que es un invento. Está todo armado", señaló el ex titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) al hablar ante la prensa a la salida del Juzgado.

Parrilli precisó que presentó el pasado viernes una recusación contra el juez Bonadio, cuya desestimación fue apelada, por lo que precisó: "Con él tengo una vieja enemistad por su militancia hace mucho tiempo en el menemismo. Como no está resuelto el juez que debe entender en la causa he presentado un escrito en el que he negado todos los hechos que se me imputan. No tengo nada que ver con todo lo que esta allí escrito".

Parrilli se refirió de esta forma a los cuadernos del chofer Oscar Centeno, dijo que existe una "persecución política" contra dirigentes de la oposición por parte del presidente Mauricio Macrui y agregó: "Hasta tanto no haya un juez confirmado no voy a responder preguntas".

En esta nota