Los diputados Rodolfo Tailhade y Martín Doñate hicieron una presentación formal ante el Procurador Eduardo Casal por una millonaria causa que involucra a la familia presidencial en base a una investigación de El Destape, que dejó al descubierto los documentos que prueban que los Macri desviaron una fortuna tras concretar la venta de parques eólicos a un inversor chino.

Solicitaron hacer efectivo el Decreto de Necesidad y Urgencia de extinción de dominio, con el fin de “recuperar los cinco millones de dólares que están en poder de Gianfranco Macri” fruto de esa operación presuntamente fraudulenta.

Embed

Según reveló Juan Amorín en diciembre, el hermano del Presidente recibió un giro de cinco millones de dólares en forma directa de la empresa USIR, controlante de Sidsel y Sideli, las dos firmas que ganaron 6 parques eólicos y los revendieron a los pocos meses, habiendo obtenido una ganancia extraordinaria.

Ambas empresas están en la mira por sus vínculos con la familia presidencial, según reveló una investigación de Emilia Delfino en Perfil. Allí mostró que el contador Víctor Mariano Payaslián era el titular de ambas compañías y se hizo de seis parques eólicos luego de que la empresa ISOLUX les entregara la concesión a cambio de 25 millones de dólares.

LEER MÁS: Amplían denuncia los Macri por venta irregular de parques eólicos

El 29 de junio, según reveló El Destape, Payaslian, mediante USIR, aprobó un préstamo solicitado por Gianfranco Macri once días antes, por un monto total de 5 millones de dólares y a una tasa del 3% anual. Días más tarde, el contador le solicitó a Sideli el envío de 2 millones y medio de dólares, correspondientes a los dividendos de la firma, lo que prueba en forma directa el vínculo entre los Macri y la empresa ganadora de parques eólicos en forma fraudulenta.

Tanto Sideli como Sidsel, creadas por Payaslián, del Grupo Macri, no pasaron por licitaciones públicas para adquirir seis parques eólicos en Chubut y Miramar que había recibido la firma Isolux.

Las empresas vendieron rápidamente estas adquisiciones e hicieron un negocio millonario: según consta en los registros de la compañía china Goldwind de 2017, los parques Loma Blanca I, II, III y VI y el parque Miramar fueron adquiridos a las firmas ligadas a los Macri en 43 millones de dólares y 12 millones respectivamente.

LEER MÁS: Un video deja mal parado a Macri por la extinción de dominio