El 2019 comenzó con una serie de casos donde se violó de forma aberrante el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo. Las provincias de Santa Fe, Tucumán y Jujuy se convirtieron en escenario de tortura para las mujeres y expusieron la urgencia de legalizar la implementación del aborto. Y estos fueron solo los casos que se hicieron visibles.

Luego de un intenso debate llevado a cabo durante 2018, en pleno año electoral la iniciativa para despenalizar el aborto se volverá a presentar en el Congreso. La composición de la Cámara de Diputados y Senadores es la misma que lo trató el año anterior, donde la cámara baja le dio media sanción, pero el proyecto quedó trunco en la cámara alta.

Frente a la desidia del Estado, es necesario que el aborto legal, seguro y gratuito sea ley para que las mujeres puedan decidir, sin perder su vida, si quieren o no seguir con su embarazo.

Marcha aborto

Desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal se preparan para presentar, otra vez, el proyecto de ley para fines de marzo. Celeste Mac Dougall, integrante de la Campaña, explicó a El Destape cómo fue la redacción y modificación del expediente: “Fue una tarea ardua porque es una campaña horizontal, federal, plural”.

“Primero tuvimos una plenaria el año pasado después del 8 a donde decidimos que era necesario modificar el proyecto de ley para la nueva presentación, que lo íbamos a presentar este año. Se eligió una comisión redactora. Ahora estamos en pleno proceso de debate de las regionales porque cada vez que hay una propuesta se pasa a las distintas regionales del país que ahora discuten, qué modificaciones o qué debates hay en relación a la propuesta de la comisión redactora”, detalló e indicó que para el 16 o 17 de marzo llevarán adelante una plenaria en donde “se va a terminar de decidir cómo queda el proyecto”.

Para las modificaciones que se realizaron al proyecto que fue tratado en 2018 en ambas Cámaras, Mac Dougall, indicó que se tomó “el dictamen de Diputados porque fue positivo y que a la vez da cuenta de un consenso importante y se tomaron varios elementos que habían aportado allí”.

Lo modificamos tres veces con esta. La segunda nos dimos todo un debate de corte federal que no fue tan mediatizado porque no había tanto movimiento, pero nosotras hacemos un laburo muy arduo para que sea un proyecto que cuente con la legitimidad amplia. Buscamos un proyecto que represente los intereses y necesidades del debate parlamentario”, aclaró la integrante de la Campaña.

Diputadas aborto

Desde la parte legislativa, la diputada por Red x Argentina, Lucila De Ponti, sostuvo que el trabajo para el proyecto de ley “se va haciendo de forma dinámica y colectiva” con la Campaña al remarcar que forman “parte de una estrategia colectiva que encabeza y define la Campaña Nacional por el Aborto Legal que en su plenaria del año pasado decidió volver a presentar este año el proyecto”. Y aseveró que “lo que pasó en los últimos meses deja de manifiesto la necesidad de sancionar la ley”.

“Uno de los argumentos que planteamos es que esta ley es para reparar un derecho vulnerado de aquellas mujeres que por distintas situaciones necesitan hacerse un aborto y hoy la legislación y sobretodo la ejecución de las políticas no está garantizando el derecho”, remarcó la legisladora y exigió que “el Estado garantice este derecho para permitirles ser autónomas de elegir su propio proyecto de vida”.

La discusión más primaria es si queremos aborto legal o aborto clandestino. La clandestinidad puede implicar la muerte pero siempre implica la vulneración de los derechos y esto el Estado debe corregirlo”, sentenció.

Mujeres aborto.jpg

En el marco de un año electoral, la discusión puede verse contaminada por intereses partidarios. Al respecto, la integrante de la Campaña subrayó la necesidad de que las listas a legisladores para este año tenga “candidatos y candidatas que voten y apoyen el aborto legal”, pero aclaró que “no” especulan por ser un año de elecciones.

Nosotras no especulamos con el año electoral, algunas decían que no es un año para debatir el proyecto, nosotras decimos todo lo contrario el debate va a ser central en esta campaña, los candidatos se van a tener que pronunciar, ya lo fue en las anteriores elecciones y más lo va a ser en esta”, disparó.

Uno de los objetivos primarios de la Campaña y de las legisladoras sororas es “lograr que el proyecto tenga mas firmas que el año anterior” que llegó a 72 firmas ya que “teniendo en cuenta la gran adhesión y la victoria que se logró en el debate legislativo en Diputados hay que expresarlo en el acompañamiento del proyecto este año”.

Más allá de algunas voces que ven como “poco estratégico” que el proyecto de Ley por un aborto legal seguro y gratuito se trate este año, desde la Campaña y el grupo de legisladoras “las sororas”, no ven un impedimento que sea un año de elecciones: “Si bien el escenario electoral cambia el funcionamiento del Congreso, esto no necesariamente indica que no se pueda discutir de nuevo este año y que incluso”.

“En diputados podemos volver a intentar juntar los votos necesarios para que se apruebe, me parece difícil cambiar el resultado en el Senado por como había sucedido el año anterior, pero sí podemos terminar el año con media sanción”, enfatizó De Ponti.