Paro del 9 de junio: qué dejó la segunda medida de fuerza del sindicalismo opositor

09 de junio, 2015 | 17.34
Según el sindicalismo opositor de la CGT y CTA, el paro de transporte del 9 de junio fue "exitoso y masivo" mientras que el oficialismo fustigó a los líderes gremiales y los acusó de "meter palos en la rueda".

La medida de fuerza afectó principalmente a los medios de transporte colectivos, trenes, subtes y a la mayoría de los comercios dedicados a la gastronomía.

Durante las primeras horas de la mañana hubo en decenas de ciudades bloqueos al tránsito motorizados por partidos de izquierda en apoyo a la huelga y movilizaciones de gremios municipales que plegaron sus reclamos locales al paro nacional.

En Buenos Aires los bloqueos de tránsito de agrupaciones políticas y sociales afectaron la circulación de vehículos entre el Gran Buenos Aires y la Capital Federal, mientras los camioneros montaron guardia a la vera de las rutas y en los ingresos a los puertos de La Plata, Mar del Plata y Bahía Blanca, entre otros. Hubo una protesta frente al ministerio de Trabajo de La Plata, que contó con la adhesión de gremios médicos y docentes.

El paro afectó principalmente el cordón norte del Gran Rosario en Santa Fe, donde se encuentran las terminales portuarias del complejo oleaginoso y directamente no hubo ingreso de materia prima. No hubo clases en Rosario por adhesión de la Asociación del Magisterio (Amsafé). Recolectores de residuos realizaron una concentración y agrupaciones instalaron piquetes al tránsito.

En Córdoba, los choferes del gremio Aoita advirtieron que extenderán hasta el miércoles la huelga que afectó hoy a la provincia, donde partidos de izquierda cortaron el tránsito en puentes.

En Jujuy, militantes del Frente de Izquierda de Trabajadores y del Partido de Trabajadores Socialistas bloquearon el tránsito en los principales accesos a la capital, mientras empleados municipales marcharon hasta la intendencia.

En Mendoza, la fuerte adhesión de los gremios del transporte generó una merma en la venta en comercios y actividades en la ciudad, mientras organizaciones de izquierda y trabajadores estatales instalaron piquetes en distintos puntos de la capital.

En Misiones, la huelga hizo suspender los servicios de ómnibus y ferrocarril que van hasta Encarnación, Paraguay, lo que afectó a la movilización diaria de ocho mil personas en la zona de frontera, además de las actividades provinciales.

En Chubut camiones detenidos a la vera de las rutas y las terminales de ómnibus sin servicios afectaron las actividades en las ciudades y en especial en la comarca petrolera. Se sumaron docentes de Atech.

Por último, en Catamarca la huelga de colectivos dejó prácticamente sin docentes y estudiantes a las escuelas, donde se calculó que la asistencia fue del 20 al 30 por ciento.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?