El secretario de La Bancaria, Sergio Palazzo, ratificó el paro de 48 horas y advirtió que este martes ya va a faltar dinero en los cajeros automáticos.

"Hace rato habíamos hecho una negativa a ese número —un aumento salarial del 27%— ; en la negociación tiene que haber un 3 adelante", afirmó Palazzo en declaraciones radiales. "Ese número servirá para otra actividad, para nosotros no alcanza porque los bancos han tenido una rentibilidad muy grande", agregó.

El gremio "La Bancaria" dispuso un paro nacional para el martes y el miércoles próximo, tras fracasar un último intento de negociación por un incremento salarial. Teniendo en cuenta que el lunes 25 es feriado, los bancos no atenderán al público en tres de los cinco días hábiles de la semana que viene. Podría haber problema con los cajeros automáticos.

La decisión se tomó ayer tras una audiencia en el Ministerio de Trabajo con las entidades empresarias del sector.

Como corolario de este rosario de reclamos, el transporte lanzó un paro nacional para el 6 de junio. La convocatoria ya fue avalada por la mayor parte de los gremios de la oposición al gobierno nacional.

La Bancaria criticó lo que a su entender constituyen "injerencias del Palacio de Hacienda en las negociaciones paritarias" al afirmar Palazzo que "esto nos recuerda la época de Álvaro Alsogaray cuando creó el Ministerio de Economía y Trabajo".

El principal dirigente de este sector consideró que "el tope a los aumentos salariales que quiere Axel Kicillof es cierto y real". Aseguró que en la última audiencia ante el ministerio, "de las cuatro cámaras del sector vinieron tres y una de ellas, Abapra, que nuclea a los bancos estatales, ofreció 24%, sin los montos fijos que veníamos negociando en los últimos acuerdos".

Palazzo deslindó responsabilidad de los empleados de bancos por los faltantes de dinero que habrá en los cajeros automáticos a la salida del fin de semana largo próximo, del 25 de mayo. "Que los cajeros los llenen las autoridades de los bancos", afirmó el dirigente sindical, quien no obstante pidió "disculpas" a los usuarios de las entidades financieras.

En la última audiencia, Palazzo reiteró el reclamo de un incremento salarial de más del 30% y que las entidades financieras se hiciera cargo de afrontar el costo del Impuesto a las Ganancias de la cuarta categoría que retienen a los empleados. El punto es de suma conflictividad, debido a que si los bancos lo aceptaran, el ejemplo podría trasladarse al resto de las actividades, como la industria, donde ya la UIA dijo no estar dispuesta a pagar ese costo.

Mientras tanto el Ministerio de Trabajo notificó a la parte sindical la vigencia de una nueva conciliación obligatoria, la cual no será acatada por "La Bancaria".