El periodista oficialista Nicolás Wiñazky trató de tapar la crisis económica con el rendimiento del plantel futbolístico en el mundial de Rusia. Con dudosas fuentes, el periodista ultraoficialista publicó en Clarín que los jugadores no le hablan al director técnico, Jorge Sampaoli.

Para el operador del Gobierno, “la relación entre los jugadores de la Selección y el director técnico del equipo, Jorge Sampaoli, está rota”. “Los jugadores con más influencia entre sus compañeros habrían analizado la posibilidad de pedir que Sampaoli directamente no los dirigiera en el partido final que podría hacer clasificar a la Selección a octavos de final”.

Wiñazky escribió que esto “lo ratificaron a Clarín fuentes de la política involucradas en el mundo del fútbol que tienen llegada al entorno de Sampaoli, y fuentes incluso de la Casa Rosada que conocen de primera mano la sensación que invade hoy a los jugadores”.

La publicación del comunicador ultraoficialista salió el día después de que el INDEC admita un aumento del desempleo al 9,1% y una caída en las ventas de los supermercados del 2,1%. También se conoció el jueves que el déficit comercial generado por las políticas de Cambiemos fue el mayor en más de 20 años.

Además, se da en un momento de crisis cambiaria y oscuros manejos que hace el Gobierno en torno al manejo del Fondo de Garantía de Sustentabilidad, que por políticas de esta gestión se derrumbó un 13%, y la utilización de beneficiarios de planes sociales que figuran de forma irregular como aportantes a la campaña de 2017 de Cambiemos.

LEER MÁS: El consumo en los supermercados se hundió 2,1% en abril

En esta nota