Tras la 'Superfinal' fallida en el estadio Monumental, el presidente Mauricio Macri dejó una polémica reflexión sobre los incidentes: para el jefe de Estado es más grave un escupitajo contra dirigentes que los peligrosos piedrazos al micro.

"A mi me parece mucho peor que unos violentos que tiran piedras a un colectivos, los violentos que escupen a una persona que tienen al lado. A mi me parece inaceptable. Lo que pasó en el ingreso a la confitería de River con las autoridades del fútbol internacional es mucho más grave que lo que pasó en la calle", aseguró el Presidente, en la conferencia de prensa de esta mañana.

Y añadió: "Eso denota una degradación y tiene mucho más que ver en la decisión, que es absolutamente independiente y de ellos, de castigarnos y que no tengamos la final en la cancha de River. Influyó mucho más esa situación en los que tomaron la decisión que lo que pasó en la calle".

Embed

En esta nota