Tras el acuerdo entre la CGT, el Gobierno y los empresarios para el pago de un bono de hasta $ 5.000 en dos cuotas (una en noviembre y otra en enero), desde las centrales empresarias advirtieron que no todos estarán en condiciones de hacer frente al desembolso.

En declaraciones a radio La Red, el vicepresidente de la Unión Industrial (UIA), Daniel Funes de Rioja anticipó que más de seis de cada diez empresas no podrían hacer frente al bono y agregó habría que encontrar formas de financiamiento.

"Si no se puede pagar en dos cuotas, y se pueden pagar en 3 o en 4, se puede acordar en un marco de las negociaciones con los sectores respectivos de trabajadores y empresarios", señaló.

"Es bueno sentarse y hablar sobre alternativas que compatibilicen la realidad inflacionaria importante que deteriora el poder adquisitivo, que erosiona la capacidad de consumo”, afirmó el titular de Copal, que nuclea a las industrias de alimentos. En ese sentido, sugirió que "si hay un financiamiento para atenuar el impacto financiero de lo que son tasas de interés realmente inabordables, realmente es una mejora".

Además, Funes de Rioja explicó que el bono sería para "el caso de los convenios que han quedado desactualizados, porque firmaron el 15 o 20%" y recordó que "hay convenios de estos últimos tiempos que ya tienen en cuenta la inflación más alta".

LEER MÁS: Tras el feriado bancario, el dólar aumentó y cerró a $ 36,72