La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, consideró que las detenciones del referente social Luis D Elia y del ex secretario de Legal y Técnica Carlos Zannini fueron "casi un secuestro".

La dirigente del movimiento de Derechos Humanos valoró que los dos dirigentes kirchneristas, que fueron liberados en la mañana del 24 de marzo, hayan podido participar de la histórica marcha a Plaza de Mayo por el Día Nacional de la Memoria.

"Para mí fue una manifestación magnífica de unidad, cada vez más gente de distintos estratos sociales, políticos, sindicales. Fue felizmente pacífica. Contamos con la presencia de los dos liberados, que fue casi un secuestro lo de Zannini y D Elia", celebró en declaraciones a Radio 10.

Al respecto, evaluó que la "mala imagen" que un sector mediático le atribuye a dirigentes de Unidad Ciudadana tiene que ver con su pertenencia al Gobierno anterior. "El hecho que tengan mala imagen es porque lo están haciendo por ser del gobierno anterior. Lo que hicieron con (Amado) Boudou fue un escándalo. ¿Qué mala imagen puede tener si no se ha probado nada?", se preguntó.

"Hay diferencias entre el Gobierno nacional y el provincial"

Por otra parte, diferenció al Gobierno nacional de Mauricio Macri del que encabeza María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires respecto al trato que tiene con los organismos de Derechos Humanos.

"Hay diferencia entre el Gobierno nacional y provincial. El Presidente jamás hizo un llamado a la sociedad. Nada de eso ha hecho el presidente. En cambio con la gobernadora, ya hemos hablado anteriormente con ella. Cuando hay una disposición buena hay que reconocerla y seguir pidiendo que sigan haciendo otras", indicó.