Luego de que el Gobierno de Mauricio Macri se haya endeudado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por 50 mil millones de dólares, el ex director del departamento del hemisferio occidental del organismo Claudio Loser celebró la decisión y consideró que la situación “de ninguna manera es como en el 2001”.

En este sentido, sostuvo la suma acordada “es un voto importante de confianza del Fondo con la Argentina” y que el endeudamiento no supondrá “el peligro de una recesión como la del 2001”.

“Va a ser una desaceleración, a la gente le puede doler pero yo creo que no va a ser una cosa terrible. Es como ir al médico porque nos salió apendicitis y nos tenemos que operar. Va a doler, pero va a ser para bien”, defendió en diálogo con Crónica Anunciada por FM La Patriada.

Embed

Loser argumentó que la principal diferencia con la enorme crisis económica y social del 2001 es que “hoy el tipo de cambio se mueve” y, “aunque la gente se ponga nerviosa, es mucho mejor el tipo de cambio flexible”, ya que “permite que la Argentina se adapte más rápidamente” y no haya que recurrir a “cosas tan horribles como el corralito”.

Además, planteó que si el dólar “sube un poco, no va a ser terrible”, y explicó que en el último mes la fuerte corrida cambiaria se dio porque “el dólar estaba atrasado”, mientras que espera que a pesar de un “impacto inicial” en los precios se pueda reducir la presión fiscal junto con la inflación.

En esta línea, consultado sobre por qué no se cumplió con la meta inflacionaria, consideró que “el Gobierno subestimó la labor” debido a que fue “demasiado gradualista”. “El Gobierno creía que era más vivo que el mercado. Un programa gradual parece doler menos, pero crea problemas que no puede controlar”, opinó.

LEÉ MÁS: UN AJUSTE FEROZ Y EL PRECIO DEL DÓLAR EN MANOS DEL CAMPO