Patricia Bullrich volvió a cometer un papelón y esta vez en plena gira por Estados Unidos.

La ministra de Seguridad dio definiciones sobre el caso Chocobar desde Washington, donde se encuentra de gira y ya cerró una serie de pactos polémicos con Donald Trump.

Fue cuando le preguntaron en La Nación: "Hay críticos que advierten que esta doctrina va en contra de garantías constitucionales y el derecho internacional".

Y Bullrich, en una respuesta inentendible, dijo: "Esto no va en contra de las garantías constitucionales. Las garantías constitucionales lo que plantean es que la Argentina tiene un modelo del monopolio de la fuerza en manos del Estado. Tiene un modelo weberiano. Nosotros tenemos un modelo de monopolio de la fuerza, en las fuerzas. Eso significa que las acciones que se realizan para defender a la población, a terceros, como dice la Constitución, a la propiedad, son legítimas. Cuando un miembro de una fuerza policial, en persecución de un delito, de un delincuente, tiene que utilizar su arma, está haciendo una acción legítima. A menos que haya sido él parte del problema, haya sido él parte del delincuente, y no del Estado".

El párrafo aún no fue ni traducido ni descifrado y generó cientos de burlas en las redes sociales.

Embed

En esta nota