El 1 de febrero el Papa Francisco le envió una contundente y sentida carta a la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini. En la misma, le expresa que "no hay que tener miedo a las calumnias".

Embed

A lo largo del mensaje, el Sumo Pontífice mandó su apoyo a la referente de derechos humanos: "Rezo por vos y por las Madres. Y pido al Señor te conserve la salud para que puedas seguir ayudando a tanta gente".

Por otro lado, señaló que "no hay que tener miedo a las calumnias. Jesús fue calumniado y lo mataron después de un juicio 'dibujado' con calumnias. La calumnia sólo ensucia la conciencia y la mano de quien la arroja".

"Por favor, no te olvides de rezar por mí. Saludos a las Madres", concluyó Francisco.