Paolo Rocca, dueño de Techint, prestó declaración indagatoria ante el juez Claudio Bonadio, en el marco de la causa de los cuadernos del chofer Oscar Centeno. En su testimonio, el empresario negó tener conocimiento del pago de sobornos al Gobierno anterior, a contramano de los dichos de Luis Betnaza, directivo de la firma.

El empresario se presentó hoy en los tribunales de Comodoro Py, en el barrio de Retiro, y negó tener conocimiento de los pagos que admitió Betnaza ante Bonadio, quien aseguró haber otorgado sobornos al Gobierno de Cristina Kirchner en 2008.

En su declaración, Betnaza relató una situación de amenazas a empleados de empresas SIDOR y TAVSA en Venezuela, y el peligro de su estatización por parte del Gobierno chavista. Según su relato, por este episodio habló por teléfono con Cristina Kirchner para que intercediera ante la administración de Hugo Chavez.

Sin embargo, el dueño del grupo empresario negó tener conocimiento de esos sucesos, informó NA. Además, según publicó Infobae, Rocca aseguró que Betnaza tenía autonomía dentro de la empresas pero eso no lo habilitaba al pago de coimas.

Además del negar el pago de sobornos, el dueño de Techint dijo que la empresa nunca formó parte de un conglomerado de firmas para hacer obra pública durante el kirchnerismo, cuando sólo recibieron el 1% de estos proyectos.