La salida de la actriz Paola Barrientos de “la pareja del Galicia”, generó una ola de especulaciones y rumores que afirmaban que había sido despedida por su afinidad política con el kirchnerismo. Pero la realidad es que la artista decidió renunciar por motivos “absolutamente personales y artísticos” ya que después de diez años interpretando a Claudia sintió que “ya se cumplió un ciclo”.

El matrimonio de los Puntos Quiero supo ganarse el cariño de los televidentes, por eso, no es de extrañar que su renuncia haya provocado un gran revuelo. Pero lo que llamó la atención fue la cantidad de mensajes afirmando que su salida estaba vinculada a su pertenencia política.

LEÉ MÁS: Carrió se quedó con $355.000 de sobresueldo del Congreso y Rial salió a destruirla

Al respecto, Barrientos habló con El Destape y explicó: “Fue una decisión absolutamente personal y artística. Fue una decisión mía que venía rumiando y la definí este año después de muchos años de una campaña que fue increíble en muchos aspectos”.

Valoró, asimismo, que participar por diez años en la campaña publicitaria del Banco Galicia le “sirvió mucho como actriz para acceder a ciertos espacios en la tele” pero remarcó que “ya se cumplió un ciclo”.

No obstante, advirtió: “Sé que no es fácil dejar un trabajo en este contexto en el que no abunda el trabajo pero a mí me pasa que siempre me manejé con honestidad conmigo y con lo que quería hacer y con lo que no quería hacer. Entonces, cuando sentí que ya está, no pude desobedecerme”.

Embed

Ante las especulaciones que surgieron en torno a su renuncia, Barrientos manifestó que “no” le “sorprendió” que hayan surgido aunque “sí la magnitud que tomó”. “No me sorprendió porque estamos en un momento donde esas situaciones son posibles”, aseveró la actriz aunque remarcó que le ha “tomado vivir alguna situación de ellas pero este no es el caso”.

“Sé que no es fácil dejar un trabajo en este contexto en el que no abunda el trabajo"

Ahora Barrientos continuará en la producción teatral Tarascones en el Teatro Picadero que “es una producción original del Teatro Cervantes" pero cuando se terminó junto al director y al elenco decidieron formar una cooperativa y comenzará a filmar la película “La afinadora de árboles” escrita y dirigida por Natalia Smirnoff.

Para finalizar, la artista analizó la difícil situación que atraviesa la producción cultural argentina debido a la desinversión por parte del Estado: “Es una situación que no escapa a la lógica de lo que pasa en general en el país con la producción y la industria”.

“Nos empobrecemos todos. Esta recesión nos empobrece a todos en todo sentido. La sensación es que cada vez tenemos menos, podemos hacer menos pero de cualquier modo los que queremos actuar, vamos a seguir actuando y veremos en qué formato es necesario reconvertirse para que sea posible”, sentenció.