El secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, afirmó que se alejó de la cúpula de la CGTdebido a su falta de involucramiento y apoyo en torno a los reclamos sociales de las y los trabajadores, y que “no cumplió su rol” como central gremial.

Consultado por Luis Novaresio en A24sobre qué es la CGT hoy, Moyano levantó los hombros y sostuvo que “es un grupo de compañeros que nos hemos alejado precisamente porque no ha cumplido el rol que tiene que tener”. “No vemos a la CGT en la calle, acompañando los reclamos de los trabajadores”, cuestionó.

"¿Para qué quiero estar sentado viendo cómo los trabajadores están en la calle?"

“A mí me daba bronca estar en la secretaría gremial de la CGT y ver por la televisión cómo marchaban los partidos de izquierda, la CTA, los movimientos sociales. ¿Para qué quiero estar sentado viendo cómo los trabajadores están en la calle? Por eso nos retiramos”, explicó Moyano, sobre la creación del Frente Sindical para el Modelo Nacional, para tener “una CGT combativa, que esté en la calle presente en los conflictos”.

Embed

Por otro lado, aseguró que, dentro de las alianzas en el peronismo de cara a las elecciones presidenciales de 2019, su “límite” es el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey. “Él es la continuidad del modelo económico, de eso no quedan dudas. Los trabajadores, el afiliado peronista, sabe que es la continuidad del modelo de Macri. Por eso le ha votado todos los proyectos en el Congreso”, postuló.

LEÉ MÁS: MACRI REPITIÓ POR CUARTA VEZ QUE "ESTA VEZ VA EN SERIO"

En cuanto a Sergio Massa, indicó que tienen “muy buena relación” pero que él “debería definir si está dentro del proyecto del peronismo federal o quiere hablar con todos los sectores del peronismo”.

Ante la pregunta de Novaresio sobre qué piensa del canto “Mauricio Macri, la puta que te parió”, afirmó que, para él, “es una expresión de bronca, de rabia, de dolor y angustia que siente muchísima gente”, y admitió que “alguna vez” la ha cantado.

“No se da cuenta el Gobierno cuando dice que los reclamos no son válidos, pero hay pequeñas empresas a las que les viene 15 mil pesos de gas o luz. No sé si los tipos viven en otro país o les escriben el diario de (Hipólito) Yrigoyen y no ven la realidad del día a día del país. Hoy, lamentablemente, ver el país que se está viendo te da lástima”.

Cuando Novaresio le pidió elegir entre Macri o Carlos Menem, respondió que “ninguno”. “Yo combatí en la calle a los dos modelos económicos. Cuando gana Menem, yo, como peronista, había jugado para (Antonio) Cafiero. Pasó lo que pasó: la privatización de empresas, millones de compañeros que quedaron en la calle. Ahí empezaron los piqueteros y los fogoneros”.