En el marco de la fuerte discusión en torno a la Copa Libertadores, los visitantes y los festejos en el Obelisco, el Gobierno volvió a dar marcha atrás: ahora se comprometió a acompañar las celebraciones en el centro porteño.

LEE MÁS "El Gobierno porteño adelantó que prohibirá los festejos en el Obelisco"

Según publicó el portal Infobae, luego de que el subsecretario de Seguridad porteño, Juan Pablo Sassano, afirmara que el gobierno porteño no permitiría los festejos en el Obelisco, ahora señaló que van a hacer lo necesario para garantizar la seguridad de los hinchas.

"Existe una tradición en los festejos deportivos en nuestro país que implica concentrarse en el Obelisco de la Ciudad de Buenos Aires", explicaron desde el ministerio de Seguridad a Infobae.

Y continuaron: "Las autoridades de la Caba no tienen la voluntad de prohibir dichos festejos ni impedirlos, pero sí asumen la responsabilidad de aportar las medidas de seguridad para garantizar que estos se desarrollen de manera pacífica".

LEE MÁS "Boca y River fueron contra Macri y pidieron que no haya visitantes"

Desde el gobierno porteño, se comprometieron a "garantizar el bienestar de las personas que participen de la celebración y la preservación de los comercios y edificios aledaños al centro porteño" para poder "llevar a cabo la celebración en el lugar".

Es la segunda marcha atrás del Gobierno en tan solo cuatro días. El último viernes, el presidente Mauricio Macri anunció que había pedido a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, para que habilite el ingreso de hinchas visitantes, lo que generó un insólito cruce en los medios con el gobierno porteño, el cual se oponía.

Finalmente, al final de ese día Macri salió por un programa deportivo radial para decir que, en realidad, quedaba a disposición de los clubes la posibilidad o no de permitir hinchas visitantes en ambas finales, pautadas (en principio) para los sábados 10 y 24 de noviembre a las 16 horas.