Con ollas populares, miles de manifestantes se concentraron esta mañana en el centro porteño, en rechazo a las políticas económicas del gobierno nacional. A los movimientos populares se sumaron los docentes bonaerenses, en el inicio de las 48 horas de paro, y los trabajadores de Astillero Río Santiago, contra los despidos.

La Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Barrios de Pie, la Corrientes Clasista y Combativa (CCC) y el Movimiento Popular La Dignidad instalaron ollas populares sobre la avenida 9 de Julio, como continuación del plan de acción iniciado este martes, con la misma modalidad pero desde Casa Rosada hacia el Congreso.

"Las políticas económicas del Gobierno ponen en riesgo la paz social en nuestro país. La situación social ha empeorado muchísimo y la gente no se va a quedar de brazos cruzados ante el descalabro económico de esta gestión", remarcaron las agrupaciones.

Daniel Menendez, referente de Barrios de Pie, aseguró que los argentinos "estamos al borde de la cornisa y los responsables de gobernar traen al FMI para que determine las políticas económicas".

Para Menendez, "la situación va a empeorar, les advertimos que no puede empeorar, que en los barrios no lo resisten. Necesitamos que los pibes tengan garantizada la comida. En un país que produce alimentos para 400 millones de habitantes, ¿hay que ser tan inútil y tan cínico a la vez de tomar medidas que instalen el hambre?".

Por su parte, Esteban "Gringo" Castro, referente de la CTEP, exigió "el triple de los recursos para comedores y merenderos" y anticipó que el miércoles próximo volverán a movilizarse "por la baja de tarifas, para ponerlas acorde a lo que ganan" los trabajadores informales a los que su organización representa.

Juan Carlos Alderete, de la CCC, advirtió que "si este gobierno no nos escucha, así como la ministra de Seguridad Patricia Bullrich dijo que se va a endurecer, nosotros les decimos que estamos dispuestos a dar la lucha porque queremos otro país".

En paralelo a las ollas populares, los trabajadores de Astillero Río Santiago se concentraron en el Obelisco para repudiar los despidos y reclamar la reincorporación, en coincidencia con el Día de la Industria Naval.