La crisis que atraviesan los medios de comunicación no es ajena al Grupo Clarín que desde hace diez años no encuentra la vuelta para no seguir perdiendo lectores. A pesar de la fusión en curso entre Cablevisión y Telecom, facilitada por el Gobierno de MauricioMacri, el multimedio se sigue erosionando y perdiendo a su público.

Según las estadísticas del Instituto Verificador de Circulaciones (IVC) publicado por el portal Letra P, Clarín sufre la peor debacle, con una fuga del 50 por ciento de sus lectores tradicionales entre 2003 y 2018 y atestigua el desplazamiento en el cuarto lugar de los diarios con mayor circulación de un matutino perteneciente al Grupo Clarín, La Voz del Interior, por La Gaceta de Tucumán a partir de 2011.

Embed
grafico publico

En tanto, le sigue La Nación que perdió el 35% y Diario Popular, el tercero en el podio de los diarios con mayores ventas, retuvo el 93% de su mercado en papel.

Según el informe, la depresión de ventas de Clarín se acentuó durante la última década y se condice con el abandono de una línea editorial generalista que aspiraba a representar a un público policlasista que contenía expresiones variadas dentro del sentido común.

No obstante, en el mundo digital el multimedio oficialista es el portal informativo más visitado de la Argentina pero seguido de cerca por Infobae y en tercer lugar por La Nación.