Los reclamos del radicalismo al Gobierno nacional por el nuevo tarifazo provocó que dentro de la UCR evalúen presentarse a internas en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) en agosto del 2019. Es una intención que comienza a tomar fuerza al ver el “destrato” del PRO a sus socios políticos.

En una nota publicada en La Nación bajo la firma de Jaime Rosenberg, se deslizó las intenciones del radicalismo de pelear las candidaturas del 2019. Es que muchos radicales con peso específico dentro del partido creen que no alcanza con los gestos de "diálogo y consenso" que el Gobierno hizo esta semana, cuando explotó el debate sobre los aumentos de tarifas .

LEÉ MÁS: Cornejo le reclamó a Macri: "El PRO debe tener muchísima más amplitud"

Según consigna la publicación, dentro del Comité Nacional que conduce el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo , nadie descarta que la UCR presente en las PASO presidenciales del año próximo una fórmula propia para "competir".

"No lo descartamos. El PRO no tiene un planteo serio de alianza electoral, apenas Cornejo se puso levantisco se enojaron. Pero la necesidad tiene cara de hereje, no pueden darse el lujo de dejarnos fuera de todo", afirmó a LA NACION uno de los experimentados integrantes del Comité Nacional, molesto por el "destrato" del ala macrista de Cambiemos.

Hasta hace pocos meses, el Gobierno nacional había bajado la línea de que haya lista de unidad en cada nivel para así evitar el desgaste que provoca una interna. No obstante, un sector del radicalismo no se mostró de acuerdo con esta bajada de línea y comienzan a sonar los rumores.

En la Casa Rosada tomaron nota de esta pretensión del radicalismo de "jugar" en las PASO presidenciales, aunque no aparecen aún candidatos con ganas de "inmolarse" y correr ese riesgo, que sí corrió Ernesto Sanz en las PASO de 2015. No creen que pase de una amenaza para conseguir más cargos y candidaturas por consenso.

LEÉ MÁS: Ricardo Alfonsín: "Sí están dadas las condiciones sería candidato en 2019"

Ante las especulaciones, el diputado radical Facundo Suárez Lastra calificó la posibilidad de pelear la interna de "muy poco probable": "Hay un presidente y un gobierno que están muy bien". Aunque criticó: "Nos parece mal que Pro invente candidaturas donde hay radicales instalados para ganar gobernaciones".

En tanto, Cornejo confía en que la UCR está en condiciones de ganar la gobernación en provincias como Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Santa Cruz y La Rioja con candidatos radicales.

Mientras que, el macrismo acepta que no tiene candidatos potables para enfrentar al santacruceño Eduardo Costa, al chubutense Gustavo Menna o al neuquino Horacio "Pechi" Quiroga. Pero sí promueve a Luciano Laspina en Santa Fe contra José Corral, al también diputado Héctor Baldassi contra Ramón Mestre o Mario Negri en Córdoba, e incluso podría lanzar al ministro del Interior, Rogelio Frigerio -armador nacional junto al jefe de Gabinete en 2017- en Entre Ríos, postergando a radicales como Atilio Benedetti o José Varisco.