En medio de una ola de tarifazos, las petroleras preparan un nuevo aumento en el precio de los combustibles, el cual será de, al menos, 7 por ciento, según calculan los especialistas. Los valores de la nafta ya habían subido en enero, febrero y abril, por lo que se acumulará un 21,5 de incremento en lo que va del año.

La suba tendrá un gran impacto en el bolsillo ya que, de acuerdo a lo estimado, superará en más del 6 por ciento a la inflación proyectada para lo que resta del año por parte del Gobierno, es decir, un 15 por ciento.

De hecho, ese techo fue casi tocado por los aumentos de lo que va del año, que suman un 14,5, ya que el combustible se incrementó en un 6 por ciento en enero, 3,5 en febrero y 5 en abril.

Si bien aún no está confirmada la fecha en que entrarán en vigencia los aumentos, “puede pasar que haya un retraso, porque el Gobierno, que no debería intervenir, podría pedir que esperen un poco hasta que se tranquilicen las aguas y se termine la corrida cambiaria”, aseguró a El Cronista Guillermo Lego, secretario general de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (Cecha).

Aún así, el aumento es inminente, debido a las subas en el precio del crudo a nivel internacional y del dólar, que hoy llegó a superar los 21 pesos.

LEÉ MÁS: ARA SAN JUAN: UN SONARISTA CAPTÓ "GOLPES DE CASCO" SEIS DÍAS DESPUÉS DE LA DESAPARICIÓN

En esta nota