La imagen del Presidente Mauricio Macri y el Gobierno nacional se tiró por un tobogán desde el triunfo en las elecciones de octubre, y ya cayó 14 puntos en tan solo dos meses. Las reformas, sobre todo la previsional, generaron una mayor resistencia en la sociedad que afectaron la imagen presidencial.

De acuerdo al sondeo de la Universidad de San Andrés, la satisfacción general pasó de estar en un 53% en octubre, con las mieles del triunfo en varios distritos, incluida la provincia de Buenos Aires, a descender hasta el 39% en enero, luego del impuso al ajuste de los haberes jubilatorios y en medio del respaldo al ministro de Trabajo, Jorge Triaca.

Embed

Así, el nivel de insatisfacción de la sociedad se ubica ahora en el 59%, entre los "muy insatisfechos" (27%) y los insatisfechos (32%).

Embed

El nivel de satisfacción con el Poder Ejecutivo encabezado por Macri experimentó una tendencia similar. En octubre se ubicaba levemente por encima del 50% de aprobación. Ahora, ese nivel de apoyo está por debajo del 40%. También cayó el respaldo a la Cámara de Diputados y el Senado, luego de la votación de la reforma previsional en diciembre.

Embed

Esto se refleja en lo que piensan los argentinos de las distintas medidas que tomó el Gobierno nacional. La reforma previsional, que congela el poder adquisitivo de los jubilados, tiene un 61% de rechazo y solo un 29% de apoyo. La reforma laboral tiene un 53% de opinión negativa y un 36% de imagen positiva. Incluso la tributaria, que se aprobó con menos polémica, tiene un 45% de desacuerdo y un 38% de apoyo.

Asimismo, el nuevo tarifazo del transporte, que el Gobierno presentó como una reducción para los que viajan más, tiene un 56% de imagen negativa contra solo un 37% de respaldo. Hasta la fusión entre Cablevisión y Telecom, una medida pedida por el grupo Clarín, tiene más detractores (38%) que simpatizantes (30%).

Embed