El conductor de Debo Decir, Luis Novaresio, contó al inicio de su programa una “cuestión estrictamente personal” que tiene que ver con los entrevistados que nunca entrevistaría y reveló un detalle de su vida que era desconocido hasta el momento sobre cómo afectó la política económica de los ’90 a su familia.

“Hay poca gente que decidí no entrevistar más, una de ellas es Luis D’Elia y otra es Domingo Cavallo por una historia personal”, comenzó su relato el periodista y confesó: “Cavallo que fue el autor de la revolución productiva de los ’90, a mi viejo que tenía un taller metalúrgico en Rosario le costó la vida”.

Embed

Y sentenció: “Literalmente murió de tristeza y la verdad no tengo la ecuanimidad suficiente para entrevistarlo”.