Es con Dady: en una charla amena, Rita Cortese repasó su vida y su amor por el arte

La popular actriz y cantante pasó por el ciclo de Dady Brieva y relató los hechos y experiencias de más de 30 años de profesión.

05 de diciembre, 2019 | 16.51

A esta altura Es con Dady, el programa de entrevistas conducido por Dady Brieva, ya se transformó en el clásico de los domingos en El Destape. En esta particular emisión, la reconocida artista Rita Cortese dialogó con Dady, en un repaso reflexivo por su vida y las decisiones que la llevaron a ser actriz. Un encuentro donde la artista aprovechó para abrirse ante el conductor y relatar vivencias e intimidades.

Elecciones 2021 en El Destape Radio

“Mi abuelo fue dueño de una de las primeras cámaras frigoríficas del país. Papá compraba y vendía casas. Mamá venía de casa muy humilde, fraguó su documento para poder trabajar a los 15 años. Mi familia nunca fue peronista, eran radicales intransigentes. Estaban con Frondizi. En ese ámbito me crié: siempre estuve muy politizada, y crecí bohemia en los vicios, como artista. Lo agradezco mucho”, arrancó una Rita alegre, ante el conductor curioso. Y continuó: “mis papás me hicieron amar el cine y el teatro. Como los dos eran teatreros yo me eduque en esa esfera, fui muy feliz. A los 6 años ya había visto a Luisa Vehil. Además, gracias a mi papá conocí a Hitchcock: me acuerdo que cuando era chiquita fuimos a ver La Ventana Indiscreta”.

Luego de transitar un primer tramo dedicado a la infancia, Dady aprovechó para indagar los inicios de Rita Cortese en el mundo del arte. Al respecto, la actriz y cantante de tangos relató sus peripecias hasta encontrar la vocación: “Yo estudiaba Filosofía y Letras y estaba harta de estudiar, yo quería salir. A los 18 años mi madre me regaló un auto y un departamento, por lo que siempre fui una chica privilegiada. Después de estos regalos, la encaré y le dije que no iba a estudiar más. Ella me contestó: entonces trabajá. Así, arranqué en una fábrica de un tío, como administrativa. Yo sabía que esa vida no era para mí. Afortunadamente tenía al conocido de una amiga, Pierre, que estudiaba teatro; gracias a él me enamoré de la profesión”.

Roto el hielo inicial, la conversación adquirió tintes serios y temáticas como la realidad de los actores argentinos actuales y el empoderamiento femenino protagonizaron los cruces más jugosos. Para empezar, Cortese manifestó su condición de privilegiada en el ámbito cultural, para luego ahondar en el penoso sistema actoral dominante: “me siento más cómoda fuera del sistema. Mis espectáculos musicales están todos fuera de él y aún así me llaman para trabajar en proyectos más comerciales. No obstante, se perdió la expresión del actor argentino popular. Esto es culpa de haberle embebido técnicas a los grande cineastas americanos, para trasladarlas a la escena local. Los actores que trascendieron no imitaron en este modelo opresor. Un buen ejemplo es Urdapilleta”.

“Atravesamos un sistema donde las leyes son patriarcales. Esa es la gran lucha. Y no todas las mujeres son feministas: hay muchas compañeras machistas", afirmó la actriz, para luego arremeter contra el mercado del cine argentino comercial: "en los posters promocionales casi siempre las mujeres están atrás de los hombres. Eso también es patriarcado". Si bien esto último lo relacionó con una película en la que se vio involucrada, decidió no dar nombres (el afiche de La Odisea de los Giles representa lo dicho). Para finalizar con el tema, Rita Cortese habló con Dady acerca de los increíbles avances que hicieron las mujeres en este último año, ponderando el trabajo de los más jóvenes.

Sobre el final Dady preguntó acerca de los proyector actuales de la artista, a lo que ella respondió: “actualmente doy clases en el Centro Educativo Isauro Arancibia. Eso no lo voy a dejar jamás, amo a esa escuela. La particularidad que tiene  es que ayuda a los chicos que están en situaciones muy difíciles. Les doy clases de actuación. Ese es mi aporte para hacer mejor a este mundo".

  • Rita Cortese se presentará el sábado 14 de diciembre a las 21 horas, en el Teatro Payró (San Martín 766, Caba). Entrada general: $400-

 

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►