Un mes antes del apagón, Transener distribuyó $ 3.000 millones entre sus accionistas

La compañía decidió distribuir las utilidades entre Marcelo Mindlin y el resto de sus accionistas en lugar de reinvertir.

04 de julio, 2019 | 18.05
Un mes antes del apagón, Transener distribuyó $ 3.000 millones entre sus accionistas | Apagón

El Gobierno responsabilizó a la empresa de uno de los amigos de Mauricio Macri por el apagón del 16 de junio: Transener. El control de la compañía lo tiene Marcelo Mindlin quien, junto con el Estado, había decidido redistribuir ganancias un mes antes. La torre que debía controlar la expansión estaba dada de baja desde abril, pero tampoco funcionó el segundo freno que sí debía operar.

 

El secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, pidió 17 días para evaluar la situación. El mismo domingo día del padre, el corte que tuvo al país por más de seis horas sin luz, y que también impactó a Uruguay y el sur de Brasil. Allí, el funcionario dio una conferencia de prensa sin el titular de CAMMESA y el ENARGAS, los reguladores estatales, pero con uno de los directores del privado.

 

Vencido este período, en la Comisión de Minería, Energía y Combustibles en el Senado, el funcionario responsabilizó a la empresa. "En el apagón del 16 de junio ocurrieron tres eventos con responsables diferentes, pero el evento desencadenante fue la no actuación de la DAG (Desconexión Automática de Generación) del NEA, responsabilidad de Transener", señaló. Y se excusó con que "el Estado en ningún país hace vigilancia continua. Se establecen reglas y protocolos que cada uno de los agentes tiene que respetar. Luego, mide la calidad de servicio. Cuando los resultados no se dan aplica sanciones".

 

 

Por los múltiples tarifazos, Transener pagó $ 3.300 millones en dividendo a sus accionistas el 16 de mayo, según consta en la notificación a la Bolsa que obtuvo El Destape. El privado bien podría haber decidido reinvertir esta masa para mejorar el regular servicio que brinda.

 

En los boletines a los operadores, CAMMESA avisó continuamente que la torre 412 no opera desde el 18 de abril. “La línea de 500 kilovoltios (alta tensión) Colonia Elía - Campana continúa fuera de servicio para trabajos de reemplazo de estructura, durante aproximadamente 70 días. Para incrementar la capacidad de transporte del corredor Litoral - Gran Buenos Aires se realizó una conexión provisoria entre las líneas de 500 kV Colonia Elía - Belgrano y Colonia Elía - Campana. Se prevé finalizar los trabajos el 29/06”, informó el organismo en los documentos que revisó este medio. En los bypass se dieron las fallas fatales el domingo 16 de junio a las 7.07, cuando el consumo era de sólo 12 mega wats, el bajo consumo habitual del horario.

 

En el Congreso, el ex presidente ejecutivo de LAN Argentina no se interesó en estimar las gigantescas pérdidas económicas asociadas al corte de suministro, a diferencia de la ansiedad que tuvo la Casa Rosada en lanzar el costo de $ 40.500 millones por el paro del 29 de mayo, lo que representa el 0,22% del PBI.

 

Tampoco dio precisiones de la operatoria interna de Transener. La empresa es controlada en un 51% por Citelec, una sociedad mixta cuya mitad posee Pampa Energía (Mindlin) y la otra la estatal IEASA (Integración Energética Argentina). Es llamativo por qué hoy se desconoce la razón de que no se reprogramó el sistema DAG, siendo que el Estado hoy podría tener esa información interna.

 

Más aún, Claudia Mundo, directora de Transener, fue ascendida por el mismo Lopetegui el 25 de abril desde su cargo como asesora en la Secretaría de Energía, según consta en el acta de la asamblea a la que accedió El Destape. Es evidente que tuvo acceso desde el primer día de cuál fue la falla y los responsables del apagón.

 

Pero no caerá todo el gravamen por la falla fatal sobre Mindlin, el zar de la energía y quien gracias a su amistad con Macri amasó millones adicionales. Como la Nación comparte las acciones, Lopetegui anunció que parte de la sanción saldrá del erario público: "La multa la vamos a pagar a medias".

 

La responsabilidad del gobierno también pesa sobre los organismos de control. No dio precisiones si el ENRE supervisó los planes de inversión de la empresa. Tampoco respondió sobre las violaciones en los protocolos de recuperación, donde CAMMESA tiene injerencia y por ende el Estado nacional. Por último, no dijo si aún algunos ciudadanos continúan sin suministro y cuántos. Quizás el funcionario precisa dejar pasar otros 17 días en divulgar información relevante y definitiva.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

¿Querés recibir notificaciones de alertas?