Alexis Acosta, tiene 31 años y es oriundo de Catriló, La Pampa. Fue al programa ¿Quién quiere ser millonario? que conduce Santiago del Moro no sólo para obtener dinero para poder terminar su casa sino también para financiar su carrera deportiva porque el gobierno de Mauricio Macri le quitó su beca. 

Según contó al aire, Acosta quedó ciego a los 16 años cuando reapareció un virus que le había traído problemas en la infancia.

Fue entonces cuando su destino cambió. Tras asumir su ceguera, el joven volvió a hacerle frente a la vida y comenzó su carrera como deportista, que lo llevó a ser uno de los atletas discapacitados más importantes del país, destacándose en salto en largo.

En 2009 su entrenador Javier Alvarez le consiguió una beca en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Cenard), en Buenos Aires, donde se instaló para poder continuar con su sueño.

Pero este año se la quitaron y su vida se vino a pique. Como atleta ciego de alto rendimiento, solía quedarse a dormir en el establecimiento, pero ya no lo puede hacer. Tampoco le dan comida.

Fue entonces cuando su compañera, Rocío Duarte, que es vidente y trabaja en la Federación Argentina de Deportes para Ciegos (Fadec), lo ayudó a abrir redes sociales para pedir ayuda a la comunidad.

"Ella es de fierro, yo me voy veinte días, un mes y se hace cargo de todo. Este año cuando la veíamos difícil, enseguida salió con el Instagram", contó.

"Te juro que cuando me dijeron que me daban de baja una de las becas, iba en el colectivo y se me caían las lágrimas", afirmó emocionado.

 

En esta nota