El país entero quedó sin luz durante horas, aún hay localidades que están sin suministro eléctrico después de una importante falla en el sistema energético y aún se desconocen los motivos precisos por los cuales ésto pudo haber ocurrido. Marcos Rebasa, Integrante del Instituto de Energía Scalabrini Ortiz (IESO), explicó a El Destape que hay tres razones que pudieron desencadenar esta inédita situación: "Falta de mantenimiento, protocolos o simulacros en la zona en la que ocurrió, con responsables claros". Por otro lado, pudo ocurrir "que haya pasado algo imprevisible que nadie podría haber detectado nunca y la última opción es que haya sido una acción exógena dolosa. El sistema se paró y no debería haber ocurrido nunca".

El especialista explicó que "el sistema eléctrico argentino tiene protocolos y esquemas que funcionan automáticamente ante cualquier cuestión que le provoque una interferencia". En ese cuadro, "se prevén interrupciones en el suministro de las líneas ante cualquier interferencia que perjudiquen el funcionamiento del sistema en conjunto". O sea, existen interruptores que detienen, suspenden la parte del sistema que funciona mal y puede dañar al todo. "Estos interruptores funcionaron ante el problema que hubo" el domingo "y enseguida cerraron las primeras partes de un circuito que estaba produciendo una circunstancia no querida", sostuvo Rebasa. 

Ayer esta acción funcionó de forma inmediata, lo que "está bien, pero lo que está previsto es que funcione para proteger a las instalaciones de transmisión o generación. Es decir, estos interruptores suspenden el suministro para proteger al sistema general", agregó el especialista. "Al hacerlo, aíslan el problema. Acá lo que falló fue el aislamiento de una parte de todo el sistema eléctrico, que hubiera impedido que pase lo que pasó", explicó sobre el episodio de este domingo a la mañana.

En el Día del Padre, "no funcionaron los elementos de aislación que hubieran permitido que el problema quedara circunscrito a una zona del país, quizá no muy grande, y no el apagón total". Ésto pudo haber pasado por muchas causas aún no resueltas: "Si imaginamos, podemos pensar que en ese momento había un trabajo, un arreglo en la zona del cuadrilátero, o sea la zona de transporte que está cerca de Salto Grande". Este sistema tiene "cuatro puntas, dos en Uruguay y dos en Argentina, donde llega la energía de Yacyretá y luego va a Rodríguez", detalló en diálogo con este medio.

Sin embargo, aún no se sabe "por qué no se aisló ahí" el problema y se extendió a todo el país. "Quizá no haya habido un sistema de mantenimiento, protocolo de seguridad o simulacros para prever este tipo de cosas. Es una posibilidad y en ese caso los responsables son los que administran estos sistemas, puede ser Transener, puede ser Cammesa". Transener es la empresa de Marcelo Mindlin, el amigo de Mauricio Macri.

Hay otras dos posibilidades. Una más azarosa: "Que haya sido un incidente muy difícil de prever. O sea, no una falla de mantenimiento sino por alguna causa que puede pasar en el sistema eléctrico, una casualidad". Finalmente, "que haya habido una acción exógena, un ataque cibernético", situación en la que el especialista descree.

Lo concreto es que el Gobierno aseguró que las causas del histórico apagón recién se conocerán en quince días. Mientras tanto, aún hay miles de personas sin suministro eléctrico producto del corte masivo que afectó a todo el país y Uruguay.