Selección: las razones por las que el "Tata" Martino debería quedarse o irse

14 de octubre, 2015 | 11.08
El empate 0 a 0 frente a Paraguay en Asunción le valió una lluvia de críticas al entrenador de la Selección, Gerardo Tata Martino. Sucede que es el peor arranque de la Argentina en Eliminatorias desde que se disputa con el formato de todos contra todos, sin goles convertidos y 1 punto sobre 6. Para peor, cayó como local en el debut frente a Ecuador, el rival más accesible de los que le tocó por esta competición en 2015.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

Operación Olivos: la investigación de El Destape que sacude al macrismo

SUSCRIBITE A EL DESTAPE


Por ello, en El Destape repasamos los puntos a favor y en contra de mantener al ex DT de Newell's y el Barcelona al frente del conjunto nacional.

Por qué Martino debería continuar:

-Porque puede mostrar que llegó a la final de la Copa América, en donde apabulló al rival de ayer con un 6 a 1 en semifinales.

-Porque se trata de un torneo largo, de 18 fechas que culminará recién a fines de 2017.

-Porque casi todos los entrenadores han tenido momentos difíciles al frente de sus equipos y Martino hace poco más de un año que ocupa ese cargo. Bilardo, por ejemplo, clasificó con lo justo al Mundial que luego ganó.

-Porque hay muy poco tiempo hasta la próxima doble jornada de Eliminatorias, que se celebrarán en noviembre. En esa oportunidad, los rivales serán Brasil (como local) y Colombia (visitante), por lo que un nuevo DT tendría una prueba más que complicada en su debut.

-Porque la ausencia de Messi puede ser un factor a tener en cuenta y su eventual vuelta quizás ayude a resolver situaciones puntuales, como la falta de definición.

-Si no es Martino, ¿quién? Alejandro Sabella renunció, cansado de la Selección hace poco tiempo. El otro candidato puesto, Diego Simeone, tiene contrato vigente con el Atlético Madrid y está en plena temporada. En Argentina, los más potables son Edgardo Bauza, en plena definición del campeonato local con San Lorenzo, y Marcelo Gallardo, abocado a preparar a su River para el futuro Mundial de Clubes.

Por qué Martino debería renunciar:

-El nivel del equipo es preocupante. Más allá de la mencionada falta del 10, no se ve una idea clara y el conjunto mostró una imagen en estos partidos más parecida a los finales de ciclo de Basile y el Checho Batista. Se puede no ejecutar bien una idea, pero para eso primero hay que tenerla.

-La Selección está débil y le tocan dos rivales de fuste: Brasil y Colombia. Si bien el conjunto de Dunga está lejos de ser el cuco de otros años, lo cierto es que Argentina hoy es un boxeador con mandíbula de cristal y una caída (o dos) no es descabellado.

-Poniendo en contexto, Martino se sumó a un esquema y un plantel que venía de ser subcampeón del Mundo. Lo que se muestra hoy es una clarísima involución si se observa desde dónde se arrancó, hace tan solo un año.

-Si bien llegó a la final de la Copa América contra el local Chile, que tiene una plantilla muy por encima de lo que supo tener, lo cierto es perdió el partido decisivo contra un rival sin historia futbolística, que ganó su primer campeonato recién este año, y en el que Argentina flaqueó con un rendimiento regular.

-Hoy Argentina está a 3 puntos de la zona de clasificación. Una mala jornada el mes próximo podría alejarlo de los puestos de clasificación, reduciendo aun más el margen de error.

-Porque se pone a la idea antes de los resultados. La supuesta convicción en querer imponer un estilo se convierte en terquedad cuando no se tiene los jugadores o el tiempo necesario para llevarlo a la práctica.

El debate está planteado.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►