Nuevamente la empresa Metrovías volvió a hacer gala de su ineptitud a la hora de informar a los usuarios sobre el estado del servicio de subte, que esta mañana se vio interrumpido en la linea D por una medida de fuerza gremial tras la agresión a dos trabajadores por parte de usuarios.

Llegadas las 8:21, el paro de los trabajadores fue levantado y la empresa concesionaria informó en las redes que el servicio estaba restablecido. Tan solo cuatro minutos después, el servicio ya circulaba con demoras.

 

La línea D de subte se encuentra paralizada por una medida de fuerza de la UTA en reclamo de mayor seguridad para los trabajadores tras una agresión sufrida por un auxiliar. La línea es utilizada habitualmente por cerca de 300 mil pasajeros que diariamente se movilizan en esa línea, que une las estaciones Catedral y Congreso de Tucumán.

La interrupción del servicio se debe a una "medida de fuerza gremial sorpresiva por parte de delegados de la Unión Tranviaria Automotor (UTA)", informó la empresa Metrovías. Los trabajadores afiliados a ese sindicato reclaman mayor seguridad luego de que un auxiliar sufriera una agresión sufrida por un auxiliar unos días atrás. Metrodelegados no tiene nada que ver con esta medida de fuerza.