El Debate Presidencial en vivo con Roberto Navarro y Marcelo Figueras Suscribite

X

Luego del paquete de medidas anunciado por el Gobierno, el riesgo país se dispara y trepa hasta un nuevo récord en la gestión de Cambiemos. Además, la tasa de interés convalidada por el Banco Central (BCRA) llegó a su pico máximo desde la salida de la convertibilidad, luego de la megacrisis social y económica del 2001.

El índice elaborado por el banco J.P. Morgan subía 204 unidades, a 2.270 puntos básicos, su nivel más alto desde la reestructuración de deuda soberana realizada por el país en 2005. Además, los bonos soberanos en el mercado local caían en promedio un 3,1% y las acciones en la Bolsa 4,5%.

Ayer, el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, comunicó la prolongación de los vencimientos de la deuda de corto plazo, de los bonos bajo legislación local, bajo ley extranjera y el repago de un crédito de U$S 57.000 millones del FMI.

 

 

En otro aspecto, el BCRA volvió a subir la tasa de corte en la segunda licitación de Letras de Liquidez (Leliq) a niveles históricos en la gestión de Cambiemos. Colocó $ 106.936 millones a una tasa promedio del 79,60%, frente a un rendimiento de 75,45% de la licitación anterior.

Estas cifras no se registraban desde el regreso de la pesificación, bajo la presidencia de Eduardo Duhalde a inicios de 2002. En aquel momento, la tasa trepó por encima del 100% y fue bajando progresivamente, algo que se acentuó durante los 12 años de gobierno kirchnerista.