Reynaldo Sietecase y María O'Donnell justificaron el golpe de Estado en Bolivia y Roberto Navarro los destrozó

El director de El Destape aseguró que negar el golpe es apañarlo y alertó sobre el resquebrajamiento de la premisa madre del "Nunca más".

12 de noviembre, 2019 | 18.00

El periodista y director de El Destape, Roberto Navarro, lanzó un durísimo editorial para dejar en evidencia la postura de periodistas de medios masivos de comunicación que justificaron o explicaron el golpe de Estado contra el Gobierno de Evo Morales en Bolivia.

Después de aclarar que no condenar el golpe es apañarlo, sostuvo que "en los medios de comunicación hay algunos periodistas ultras que no están de casualidad, sino que los pusieron para correr la línea de la democracia, como (Eduardo) Feinmann, Baby Etchecopar, que festejaron el golpe".

Pero advirtió que "hubo otros, como (Reynaldo) Sietecase, como María O'Donnell, que explicaron el golpe". En su editorial diaria por El Destape Radio, el periodista detalló que "el golpe de Isabel Perón fue largamente explicado". Y sumó: "Hubo periodistas desaparecidos, hubo periodistas exiliados, hubo otros que se quedaron trabajando y hubo estrellas periodísticas que formaban parte de la dictadura. Esas estrellas explicaban el golpe".

Navarro alertó que esos periodistas estrella "no decían que no había un golpe, era claro que había uno" y remarcó que "eso hicieron en estos días Sietecase, María O'Donell o (Ernesto) Tenembaum". En este último caso, agregó que el comunicador de Clarín llevó a su programa "a un integrante del MAS (oficialista de Evo) y a uno de (opositor Carlos) Mesa a debatir. Este tipo de periodistas hubieran llevado a un judío de un campo de concentración y a Hitler y los hubieran puesto a debatir".

Por eso, analizó que "algo se está rompiendo en la Argentina", que "se está resquebrajando ese consenso del 'Nunca más', porque hoy la sociedad argentina está debatiendo" si el golpe está bien o está mal. Negarlo "es lo mismo que aceptarlo", agregó.

En ese contexto, sostuvo que se resquebrajó esa premisa madre de la sociedad argentina porque "una fuerza política importante, que acaba de sacar el 40% de los votos, porque el Gobierno, los grandes medios de comunicación, la gente que está en las redes, algunos periodistas que no son ultras están, de distintas maneras, justificando el golpe" y alertó que "esa fuerza que aceptó el golpe desde el 10 de diciembre va a estar en la oposición. Es decir, es una potencial golpista". 

Lo alarmante es, además, que "por primera vez, desde la salida de la dictadura, hay un sector de la sociedad, sectores de poder y hasta el mismo gobierno hoy vigente, que están justificando un golpe de Estado". Sin embargo, buscó llevar tranquilidad: "¿Eso quiere decir que el año que viene va a haber un golpe de Estado en la Argentina? No, hay que ver la otra parte", la de la resistencia del pueblo argentino ante la avanzada contra los derechos conquistados.

 

¿Querés recibir notificaciones de alertas?